domingo, 10 de enero de 2010

DIÓCESIS SIN FRONTERAS.

PARTENIA.
En tiempos de San Agustín (siglo IV), Partenia figuraba en la "Mauritania Sitifense", dicho de otro modo, en la región de Setif, en las altas mesetas de la actual Argelia. De esta diócesis, prácticamente, nada se sabe: ni su fecha de nacimiento, ni siquiera su localización exacta. Es inútil buscar hoy ese lugar: desapareció bajo las arenas.En 484, Hunerico, rey de los vándalos, invadió el país y convocó a los obispos en su palacio de Cartago. Rogato, obispo de Partenia fue perseguido y exiliado.Puesto que Partenia ya no existe, se convierte en el símbolo de todos aquellos que tienen la impresión de haber dejado de existir, tanto en la Iglesia como en la sociedad. Es una inmensa diócesis sin fronteras donde el sol nunca se pone.

JERÓNIMO PODESTÁ Y EL DESCUBRIMIENTO DE SU VERDADERA DIÓCESIS: LA DIASPORA.

Su caminar por el mundo siendo un obispo sin Diócesis concreta, ya que el Papa se la había quitado y lo nombra Obispo Auxiliar en 1967 de una Diócesis que no existía, hasta su definitiva suspensión "ad divinis" en 1973; hace que en 1.990 Podestá encuentre su auténtica Diócesis: la Diáspora.

Acompañado entonces por aquellos que ya caminaban como él caminos de libertad y que lo reconocían y lo llamaban para sumarse a su causa, hace de su caminar un continuo peregrinar en esa Iglesia peregrina. Esa Iglesia que él tanto amó y que la quería diferente hoy sigue renovándose. En Argentina existen en la actualidad unos 1.500 sacerdotes que han optado en su gran mayoría por formar una familia, teniendo que renunciar al ejercicio del ministerio activo. En el mundo son más de 100.000-

No hay comentarios:

Publicar un comentario