lunes, 22 de febrero de 2010

POBRE HASTA LA SEPULTURA,


El lunes pasado recorriendo uno de los barrios de Marcos Paz en mi rol de Trabajador Social, realizando visitas sociales, me equivoque de calle y fui a dar con una calle en donde se encuentra la Capilla Virgen de Lujan, Barrio Rayo de Sol.
Al pasar por la puerta una joven me hace seña, detengo la marcha, me mira y me dice” murió su amigo Carlitos". Carlos era "reciclador urbano de basura domiciliaria", o simplemente un ciruja de barrio, en donde pone en su carro tirado por él mismo, su sustento diario.

Entré en la humilde Capilla, su esposa me reconoce y me dice lo mismo: "murió tu amigo, lo velamos toda la noche y ya viene el coche fúnebre". No habia mucha concurrencia: apenas un muchacho de 20 años, la joven que me reconociò de lejos, su hija de 40, su nieto de 10 (desconsolado) que vinieron desde Santa Fe y dos ancianas mas.

Preocupados por que no habia recibido alguna Bendición, los invité acercarnos al cajón para rezar un RESPONSO, lo hicieron muy profundamente.

Hice señas como para seguir con mi recorrido y mis domicilios pendientes y la joven me dice: "¿esta muy apurado? porque los que estamos somos pocos para las 6 manijas del féretro".

¡¡¡¿¿¿Se puede ser tan pobre que no haya gente que te de una mano el dia tu muerte para llevarte el cajón con tus restos mortales???!!!!
Para mi no fue casualidad dar con ese lugar al que no me dirigía, y me honró poder "asistir a un amigo en el dia de su entierro".

Gracias Carlos por todas tus charlas y porque no, por tus enojos con los que te prometìan cosas y que después no te cumplieron.
Tu "amigo Willy"; Asistente Social.

miércoles, 17 de febrero de 2010

LA FOTO DE LA DISCORDIA


Comentario de la nota de Revista VIVA de Clarin, el Diario Argentino.
En la tapa sale de fondo el frente de la Parroquia San Cipriano de la Ciudad de General Las Heras provincia de Buenos Aires.

LA FOTO DE LA DISCORDIA
El último domingo, quienes compraron el diario Clarín y se dispusieron a leer la revista de interés general, que viene en su interior, se llevaron una sorpresa: el frente de la Parroquia San Cipriano era portada de la revista VIVA. Pero la imagen de nuestra iglesia no estaba sola. Venía acompañada de un sonriente hombre vestido en una campera de cuero –el ex cura Guillermo Schefer- y un inmenso titular, que rezaba: Padre Nuestro. A eso seguía un informe de unas cinco páginas contando los casos de distintos ex sacerdotes, que decidieron dejar los hábitos para formar una familia.
Mucho antes de leer la nota –en ningún lugar aparece el nombre de nuestra ciudad ni alguna referencia a la parroquia, que aparece en la fotografía- no pocos especularon, que el “uso indiscriminado” de las fotos generaría indignación entre los feligreses herenses.
“A los únicos que nos sorprende ésto es a nosotros, porque sabemos que la fotografía corresponde a Las Heras. Pero no somos responsables y no tiene porqué afectarnos. El artículo no tiene ninguna relación con nuestra parroquia. Desde su fundación, ningún sacerdote ha dejado los hábitos”, explica el padre Luciano.
Luego de investigar la imagen, Cappellari dedujo que se trata de una fotografía antigua, de archivo, tomada antes de los últimos trabajos de refacción de la fachada y pintura, que se efectuaron hace unos años.
En lo que al artículo concierne, el cura párroco afirmó que el abandono de los hábitos y la conversión de los sacerdotes es una de las plagas y dolores más grandes, que tiene la Iglesia. “Es una realidad compleja a la que hay que prestar atención. La falta de sacerdotes es muy grande en nuestra diócesis y en toda la Argentina. El corriente es el año sacerdotal y está abocado a incentivar las vocaciones sacerdotales. De todas maneras, la mayoría no se ha puesto en contra de la Iglesia y al menos conservan la fe. Ese es el elemento más importante”, concluyó Luciano.
FUENTE: Las Heras Digital. 2009-

DISPENSA DOLARIZADA

¿Que opinan del "cobro" de la tasa por dejar el ministerio?
Willy
willyschefer@hotmail.com

ESTATUTOS DE LA FEDERACION LATINOAMERICANA

1995
ESTATUTOS DE LA FEDERACION LATINOAMERICANA
Articulo 1.- La Federación Latinoamericana de Padres Casados y sus familias fundada en Lima Perú en Julio de 1995 es una sociedad civil de derecho privado, de duración indeterminada, de ámbito Latinoamericano, con la finalidad de promover la solidaridad y el espíritu evangélico y misionero de los diversos grupos de padres casados y sus familias acentados en el Continente Latinoamericano.
Artículo 2.
- La Federación Latinoamericano de Padres católicos casados tiene los siguientes objetivos: .
1.- Renovación de la Iglesia deIitristo.
PARRAFO UNICO: Mayor compromiso con la justicia, los derechos humanos, el feminismo, el ecumenismo, la paz, la ecología; mayor compromiso con el sentido religioso del pueblo Latinoamericano y con la contemplación del rostro de Dios en el rostro de los humanos.
II-Creación de formas alternativas y actualizadas del servicio (ministerio) religioso.
PARRAFO UNICO: Creación de servicio de la salud, la justicia, los derechos humanos, la solidaridad y la unión de las familias, la organización social y política del pueblo, la ecología, y las minorías.
III.- Apoyo a los diversos grupos de padres casados y sus familias
incentivándolos en la fe cristiana y en el apostolado y si es necesario ayudándolos financieramente.
IV.- Fomentar la acción evangelizadora y misionera de los grupos nacionales a
través de:
a) Diálogo con la jerarquía.
b) Creación de comunidades eclesiales de Base.
c) Creación de grupos bíblicos.
d) Creación de grupos ecuménicos.
e) Creación de grupos de conciliación y amistad entre las familias.
f) Creación de grupos en defensa de los derechos Humanos.

g) Creación de grupos de defensa de las minorías.
h) Creación de grupos de protección a menores abandonados.
i) Creación de grupos de protección a los enfermos de SIDA.
j) Creación de grupos de protección a la salud.
k) Creación de grupos de inserción cultural.
1) Creación de grupos de la búsqueda de empleos.
m) Creación de protección ambiental
CAPITULO II
LOS ASOCIADOS: DERECHOS Y DEBERES
Articulo 3°.
- Son socios de la Federación Latinoamericana todos los grupos de padres casados y sus familias, como en otros grupos que se propusieron ejecutar los objetivos de la Federación y a contribuir financieramente para su mantenimiento.
Artículo 4°.
- Son derechos de los asociados:
1.- Participar de las reuniones y las asambleas de la Federación.
II.
Presentar propuestas, discutir y votar.
1°) Cada conjunto de cuatro grupos tiene el derecho de elegir o enviar un delegado a la Asamblea general de la Federación.
2°) En las reuniones y asambleas las esposas y sus hijos tienen el mismo derecho de voz y voto.
3°) El voto es siempre individual.
Artículo
5°. - Son deberes de los grupos asociados:
1°)Trabajar para la realización de las finalidades y objetivos de la Federación.
2°) Contribuir financieramente para la manutención de la Federación.
PÁRRAFO
UNICO: Cada grupo deberá contribuir anualmente con 20 dólares
para la manutención de la Federación.
Artículo
6°.
- Los grupos asociados no responden ni solidaria, ni
subsidiariamente por las obligaciones de la Federación.

martes, 16 de febrero de 2010

FEDERACION EUROPEA







FEDERACIÓN EUROPEA

DE CURAS CASADOS

REUNIÓN EN BRUSELAS:

11-12 de julio de 2009.

Un año más, la residencia franciscana Le Chant d´Oiseau, en el corazón de Bruselas, ha acogido la reunión del grupo coordinador de la Federación Europea de Curas Casados: Pierre y Marie-Astrid han facilitado que todos nos encontráramos como en nuestra propia casa… ¡Gracias, una vez más, por su generosidad!

Allí hemos compartido dos días de trabajo y reflexión los delegados de los movimientos de los diferentes países: Alemania (Wilhelm Gatzen: Vereinigung Katholischer Priester und ihrer Frauen), Austria (Ennio Bolognese: Priester ohne Amt), Bélgica (Paul Bourgeois, Marie-Astrid y Pierre Collet: Hors-les-Murs), España (Ramón Alario: Moceop), Francia (Jean Combe, Marcel Brillant, Marie-Jo y Bernard Corbineau: Prêtres en Foyer, Prêtres Mariés France Nord) y Reino Unido (Mike Hyland y Joe Moolroney: Advent).

La convivencia-encuentro después de la cena del día 10, permitió intercambiar noticias sobre componentes de los movimientos, de alguna manera vinculados a este grupo coordinador (Damián, Pablo, Enmanuel y Sophie, Julio, Aitor, Claude… Nos cuestionamos, igualmente, los motivos de la ausencia de representante del movimiento italiano (Vocatio); opinamos sobre la utilidad o no de volver a plantear de nuevo intercambios entre las parejas más jóvenes; destacamos la reflexión que existe en nuestros grupos en torno a la vivencia y el proceso personal de la fe, así como la conveniencia de sistematizar en cierta medida ese proceso… También se comentaron noticias de actualidad: documento de la Congregatio pro clericis (18.IV.2009) sobre el celibato y vida del sacerdote, huelga de sacra-mentos llevada a cabo por curas en África Central tras la dimisión obligada de dos de sus obispos…

De lo más destacado de nuestras aportaciones y acuerdos, merecen destacarse los siguientes puntos:

1.- Puesta en marcha una página web de la Federación Europea de Curas Casados.

Es un motivo de alegría que esa página esté construida y puesta en marcha desde hace meses

Ello ha sido posible gracias al trabajo de cada uno de los delegados de los movimientos de cada país; pero, sobre todo, a la dedicación de quienes han realizado el trabajo informático (Pierre y Claude) y han coordinado todo el proceso. Creemos que se trata de un trabajo serio y de calidad del que nos podemos sentir orgullosos.

2.- Se va a intentar sacar dos números al año de la revista de la federación: Ministerium Novum

3.- Elaboración de un dossier sobre el estatuto social de los curas casados.

El objetivo sería presentarlo al Consejo de Europa, una vez que estuviera ultimado.

Algo se ha avanzado el trabajo; pero la complejidad jurídica, las diferentes situaciones de cada país y la falta de documentación al respecto, hacen especialmente difícil la confección de este trabajo.

Tras un largo y complejo debate, llegamos a las siguientes conclusiones:

Parece interesante continuar con este trabajo, ya planteado hace tiempo pero aún poco avanzado. Para ello, se ha elaborado un cuestionario completo, al que habrá que responder desde cada país. Incluirá una serie de cuestiones relativas al clero en ejercicio, para contrastar con la situación de los curas casados. Debería incluir asimismo el reconocimiento o no reconocimiento de los estudios y títulos conseguidos en los centros eclesiásticos (seminarios, universidades) También deberá aludir a la repercusión que tienen las prohibiciones hechas a los secularizados por la Santa Sede.

4.- Contactos con otras federaciones. Funcionamiento de la Confederación Inter-nacional de Curas Casados.

Fue, de nuevo, otro de los temas que centraron parte de nuestro trabajo.

En general, se puede subrayar que los integrantes de la Federación Europea estamos convencidos que este contacto y la comunicación entre los movimientos de curas casados a nivel mundial, son muy importantes para que cada grupo no se quede aislado y metido exclusivamente en su problemática. De hecho, el recorrido histórico del movimiento internacional de curas casados nos demuestra que, desde los primeros momentos, la apertura del movimiento de Europa a grupos de otros países y continentes fue un elemento dinamizador y enriquecedor.

En esta línea entendemos hoy el resultado de ese proceso histórico: la Confederación de Federaciones, decidida en Leganés y constituida en Wiesbaden de forma oficial, responde a esta necesidad de caminar juntos al mismo tiempo de respetar la pluralidad legítima de cada movimiento y federación.

Éste, creemos, es el sentido de la Confederación actual:

+ mantener la unidad y ayudarnos mutuamente desde las diversas federaciones,

+ al tiempo que respetamos el recorrido que cada federación va haciendo.

Desde esta perspectiva, parece claro que hay que reconocer que el segundo objetivo -respetar la pluralidad- está conseguido; pero en torno al segundo -mantener la unión, la comunicación y el intercambio- está en parte por hacer y necesita impulsos más eficaces. Cada federación debería poner de su parte todo lo posible en este sentido.

Parece importante, pues, intensificar nuestra comunicación e intercambio con las otras dos federaciones continentales: la Latinoamericana y la Filipina. El reto de hacer funcionar una Confederación nos debería exigir intentar conectar con grupos de otros continentes y países: Australia, África… Igualmente, los cambios objetivos acaecidos en el seno de antigua Federación NortAtlántica nos dejan tal vez más libertad para retomar contactos con los grupos de curas casados de Holanda e Irlanda, así como con los de Hungría, Polonia, Portugal, Suiza…

5.- Otra parte amplia de nuestro encuentro estuvo dedicada a hablar sobre la situación de los diferentes movimientos de cada país: actividades, publicaciones, encuentros, expectativas, conexiones con otros grupos de renovación eclesial, integración en redes de creyentes, etc.

La sensación general de este compartir, fue que - dentro de la gran variedad de situaciones - existen muchas coincidencias y recorridos bastante convergentes:

- el convencimiento de haber encontrado un lugar apropiado;

- la apertura a otros grupos de creyentes;

- la coordinación con otros movimientos e incorporación a diversas redes;

- la constatación de que los años van pasando: nos vamos haciendo mayores…

Más en concreto, Ennio se refirió a la campaña que se está llevando a cabo en Austria para que sean reconocidas oficialmente como capellanes las mujeres que prestan esos servicios en los hospitales… Ramón dio cuenta de la preparación de un libro con testimonios de curas casados; también a la importancia que está tomando en toda España la coordinación de grupos cristianos de base (Redes Cristianas), cuya segunda asamblea general se celebrará para octubre en Bilbao.

Por Francia, Bernard, Marie-Jo y Marcel destacaron la importancia de un encuentro en otoño en torno a «un cristianismo no constantiniano»; mientras que Jean comentó el apoyo que están prestando al colectivo «Plein tour» (asociación de compañeras de curas) y la conexión que tienen con Parvis sobre la celebración del 50 aniversario del Vaticano II. Wilhelm destacó la conexión del movimiento alemán con los grupos reformadores de iglesia, tratando de hacer frente a todo lo ue significa antimodernidad.

Joe y Mike destacaron con realismo su compromiso partiendo de la constatación de que son pocos en el Reino Unido, a pesar de lo cual les parece importante seguir siendo un referente, un contacto para quienes les necesiten.

Pierre, Marie-Astrid y Paul destacaron la importancia de estar conectados con Pavés (coordinadora de grupos reformadores) y el haber conseguido que exista un consejo de laicos, reconocido por los obispos, que se reúnen cada trimestre.

7.- Finalmente, fijamos como fecha para reunión del 2010 los días 7 y 8 de julio (con posibilidad de llegar al día 6), en la misma residencia franciscana de Bruselas.

Quedaron confirmadas las tareas de presidencia (Pierre), secretaría (Ramón) y tesorería (Jean).

Y nos llevamos como consigna para el próximo curso la necesidad de seguir en un contacto más continuado para que se haga más realidad el intercambio y la comunicación entre todo el grupo coordinador de la Federación Europea. Y como medio que nos podía ayudar, se sugirió que el secretario, cada dos meses, envíe un correo a todos los responsables de los movimientos de cada país, sugiriendo un tema o solicitando opiniones sobre alguna de las cuestiones sugeridas en esta reunión o que vayan apareciendo en el devenir de los acontecimientos.

Cabanillas del Campo, 16 de agosto de 2009.

Ramón Alario.







sábado, 6 de febrero de 2010

Disidentes en La Cripta.

Espacio de Curas y ex Curas para caminar juntos

Nota de La Voz del Interior. Por Juan Carlos Carranza. jcarranza@lavozdelinterior.com.ar

Son unos 60 sacerdotes en ejercicio y otros que dejaron los hábitos y formaron familia. Tienen una visión crítica sobre cómo la estructura eclesiástica aborda el celibato, la ayuda a los pobres y la relación con el poder. Es una experiencia inédita en el país.

Se presentan como pasajeros de una variopinta experiencia inédita en el país, dispuestos a desafiar el pensamiento dominante de la autoridad eclesiástica en temas tan urticantes como el celibato, la ayuda a los pobres y la relación con el poder.

Son curas y ex curas casados de la Iglesia Católica que desde diciembre pasado se reúnen los últimos viernes de cada mes en La Cripta, el templo de Villa Belgrano desde el cual no hace mucho José Guillermo "Quito" Mariani argumentaba sobre el absurdo de mantener el celibato sacerdotal.

Son alrededor de 60 sacerdotes en ejercicio y ex sacerdotes que abandonaron los hábitos para formar familia. El movimiento convocante fue el Grupo Obispo Angelelli, que logró "repatriar" a ex curas tercermundistas, ex curas desencantados con la autoridad o que sintieron el vacío de la Iglesia Católica cuando decidieron alejarse del ministerio.

El viernes pasado, La Voz del Interior fue invitada a participar de una reunión, matizada con una mesa de salames y vinos.

El anfitrión. Víctor Acha (69), el párroco de La Cripta y anfitrión de la velada, cuenta que nunca imaginó semejante convocatoria. "Cuando se nos ocurrió esto en el Grupo Angelelli, no nos imaginamos la respuesta y menos la necesidad de reunirse en forma periódica. Aquí opinamos y disentimos pero coincidimos en algo muy claro: no queremos una Iglesia con el estilo actual, creemos que otra es posible. Y lo será con curas, con laicos, con casados, solteros, separados, con gente que ejerce el ministerio sin imposiciones secundarias, sin la imposición del celibato. Lo importante no es sólo mirar hacia adentro de la Iglesia, sino mirar la realidad del mundo desde un espacio donde se dice que el pluralismo es válido, que la diversidad es necesaria y que al pensamiento único hay que abolirlo", señala.

Esta reflexión inmediatamente remite a las últimas intervenciones públicas de la Iglesia Católica.

Adrián Vitali (41), ex cura, casado con dos hijos, arroja la primera piedra. "El obispo de San Isidro y presidente de la comisión de Pastoral Social, Jorge Casaretto, advirtió que la pobreza creció cerca del 40 por ciento en el país. Así como le requerimos a la Nación que cambie el Indec porque no representa la realidad y no es confiable, sería saludable que la Iglesia especifique cuál es el método científico de medición de la pobreza que utilizó. ¿Por qué tenemos que hacer un acto de fe y creerle a la Iglesia sobre las cifras que dio? No podemos planificar algo serio si siempre estamos hablando de sensaciones y de percepciones". Y agrega: "Las Cáritas que funcionan en las parroquias lo hacen comúnmente dos veces por semana, dos o tres horas, con gente voluntaria, en su mayoría de edad avanzada. Se dedican a la asistencia de los pobres con ropa usada y algo de alimentos que las comunidades traen. Me parece que esto no puede ser un instrumento de medición de la pobreza o para construir una propuesta de inclusión social en serio".

Experiencias. La reunión se anima y todos aceptan contar su experiencia. Erio Vaudagna (80), un ex cura tercermundista y venerado por el grupo, cuenta por qué dejó el sacerdocio: "Pese a dejar los hábitos sigo siendo cristiano, con profunda fe. Me fui porque no encontraba en la Iglesia Católica el espacio adecuado para vivir una plena libertad cristiana, un cristianismo auténtico, libre de las imposiciones de la estructura eclesiástica. Cuando me llamaron a participar de estas reuniones me sentí de nuevo integrado a lo que puede ser la Iglesia del mañana. Aquí se puede pensar libremente nuestra fe, se puede aportar, discutir, disentir y todos nos respetamos", expresa.

Horacio Fábregas (44) es otro ex cura, pero al que no le interesa demasiado cambiar las cosas dentro de la Iglesia. "Tenemos distintos puntos de vista y ése es el comienzo. ¿Si vamos a llegar a algo? No lo sé. Hay quienes les gustaría cambiar la Iglesia, a otros no nos interesa cambiar nada. Rescato el hecho de que venimos a un lugar a sentirnos bien, a encontrarnos con pares que tuvieron una experiencia parecida y a hacer catarsis".

Nicolás Alessio (52), cura de la parroquia de San Cayetano, completa la última exposición. "Nos une una historia común, el haber pasado por un seminario, el estar comprometidos con la institución o tener la vocación sacerdotal. Eso nos da la matriz común, que marcó hondamente nuestras vidas, más allá del camino que cada uno tomó. Estamos a la búsqueda todavía de una caracterización del grupo, sobre cómo podemos avanzar más. Todos compartimos, desde distintos lugares, una clara opción por la vida, por la vida de los pobres, por la vida digna, por la Justicia. A esos valores, propios de una vocación, no hemos renunciado y los seguimos sosteniendo con mucha fuerza".

El celibato. Guillermo Mariani (82) también aporta lo suyo, siempre desde un lugar que despierta la polémica. "Desde 1968 que vengo pidiendo la abolición del celibato. Tengo un gran respeto por los que dejaron el sacerdocio, respeto su sinceridad. Un poco en broma y un poco en serio, cuando los sacerdotes se van digo que se van los mejores, los más normales y nosotros nos seguimos quedando. Cuando se presentó la posibilidad de reunirnos, los que ejercen con los que no, me pareció una cosa muy buena. Primero, para recuperar la riqueza personal de los sacerdotes que dejaron, porque además de la riqueza de la experiencia tienen la experiencia de la pareja".

En ese marco, Mariani hace su apuesta. "Desafío a esta postergación que ha hecho la Iglesia con los sacerdotes que dejaron el ministerio. Hay que devolverles toda su dignidad y sintiéndolos no como un peso sino como una carga de riqueza para nosotros".

Juan Carlos Ortiz (65), ex salesiano, cura de Valle Hermoso, sostiene que la Iglesia saca a los sacerdotes de su lugar natural... "porque estamos consagrados. ¿A quien? Cuando te planteás las cosas con el realismo de la vida cotidiana, te das cuenta de que estás regando fuera de la maceta", dice.

Contacto Para conectarse con este grupo de sacerdotes: beto_b_y@yahoo.com.ar; adrianvitali@hotmail.com.

“Si Jesucristo volviera...”

Los curas y ex curas reunidos en la casa parroquial de La Cripta, en la fría noche del viernes pasado, no dudan en señalar que si Jesucristo volviera, el poder y el clero volverían a cuestionarlo.

"El poder religioso y político de la época lo mataron. ¿Por qué no habría de suceder lo mismo ahora?", dice el sacerdote Juan Carlos Ortiz.

Nicolás Alessio aclara que cuando se habla en estos términos se hace referencia a la Iglesia Católica en su máxima jerarquía, "la curia vaticana".

"El pueblo de Dios es también Iglesia. Incluso monseñor (Enrique) Angelelli nunca salió de las estructura, amaba la Iglesia pero desde otro lugar, por eso lo mataron. Y por eso el Episcopado no dijo nada", sostiene Alessio.

Los miembros de este incipiente grupo sostienen que el mensaje dominante y oficial es el que baja el Vaticano. Pero "una Iglesia es la comunidad seguidora de Cristo y otra es la Iglesia institucionalizada. Y de cuando en cuando la comunidad brota, como un Juan XXIII o el Concilio Vaticano II. Pero como lo otro es muy dificil reemplazarlo, entonces queda una Iglesia que te ahoga, te oprime", aporta Guillermo Mariani.

Y agrega: "La Iglesia como institución va a cuestionar al poder siempre que le convenga. Pero, ojo, si la Iglesia cuestiona al poder, entonces ese poder debe ser bueno".

Fuente: La Voz del Interior


Atrás

S.O.S. AL PAPA.

Henri Boulad, un jesuita egipcio, lanza un SOS en una carta al Papa

"La Iglesia en el abismo"

"La Iglesia precisa una triple reforma urgente: teológico-catequética, espiritual y pastoral" 31 de enero de 2010 a las 13:40

El jesuita egipcio más destacado en los ámbitos eclesial e intelectual, Henri Boulad, lanza un SOS para la Iglesia de hoy en una carta dirigida a Benedicto XVI. La misiva ha sido transmitida a través de la Nunciatura en El Cairo. El texto circula en medios eclesiales de todo el mundo. Santo Padre:
Me atrevo a dirigirme directamente a Usted, pues mi corazón sangra al ver el abismo en el que se está precipitando nuestra Iglesia. Sabrá disculpar mi franqueza filial, inspirada a la vez por "la libertad de los hijos de Dios" a la que nos invita San Pablo, y por mi amor apasionado por la Iglesia.
Le agradeceré también sepa disculpar el tono alarmista de esta carta, pues creo que "son menos cinco" y que la situación no puede esperar más.
Permítame en primer lugar presentarme. Jesuita egipciolibanés de rito melquita, pronto cumpliré 78 años. Desde hace tres años soy rector del colegio de los jesuitas en El Cairo, tras haber desempeñado los siguientes cargos: superior de los jesuitas en Alejandría, superior regional de los jesuitas de Egipto, profesor de teología en El Cairo, director de Caritas-Egipto y vicepresidente de Caritas Internationalis para Oriente Medio y África del Norte.
Conozco muy bien a la jerarquía católica de Egipto por haber participado durante muchos años en sus reuniones como Presidente de los superiores religiosos de institutos en Egipto. Tengo relaciones muy cercanas con cada uno de ellos, algunos de los cuales son antiguos alumnos míos. Por otra parte, conozco personalmente al Papa Chenouda III, al que veía con frecuencia. En cuanto a la jerarquía católica de Europa, tuve ocasión de encontrarme personalmente muchas veces con alguno de sus miembros, como el cardenal Koening, el cardenal Schönborn, el cardenal Martini, el cardenal Daneels, el Arzobispo Kothgasser, los obispos diocesanos Kapellari y Küng, los demás obispos austríacos y otros obispos de otros países europeos. Estos encuentros se producen con ocasión de mis viajes anuales para dar conferencias por Europa: Austria, Alemania, Suiza, Hungría, Francia Bélgica... En estos recorridos me dirijo a auditorios muy diversos y a los media (periódicos, radios, televisiones...). Lo mismo hago en Egipto y en Oriente Próximo.
He visitado unos cincuenta países en los cuatro continentes y he publicado unos treinta libros en unas quince lenguas, sobre todo en francés, árabe, húngaro y alemán. De los trece libros en esta lengua, quizá haya leído Usted "Gottessöhne, Gottestöchter" [Hijos, hijas de Dios], que le hizo llegar su amigo el P. Erich Fink de Baviera.
No digo esto para presumir, sino para decirle sencillamente que mis intenciones se fundan en un conocimiento real de la Iglesia universal y de su situación actual, en 2009.
Vuelvo al motivo de esta carta, intentaré ser lo más breve, claro y objetivo posible. En primer lugar, unas cuantas constataciones (la lista no es exhaustiva):

1. La práctica religiosa está en constante declive. Un número cada vez más reducido de personas de la tercera edad, que desaparecerán enseguida, son las que frecuentan las iglesias de Europa y de Canadá. No quedará más remedio que cerrar dichas iglesias o transformarlas en museos, en mezquitas, en clubs o en bibliotecas municipales, como ya se hace. Lo que me sorprende es que muchas de ellas están siendo completamente renovadas y modernizadas mediante grandes gastos con idea de atraer a los fieles. Pero no es esto lo que frenará el éxodo.

2. Seminarios y noviciados se vacían al mismo ritmo, y las vocaciones caen en picado. El futuro es más bien sombrío y uno se pregunta quién tomará el relevo. Cada vez más parroquias europeas están a cargo de sacerdotes de Asia o de África.

3. Muchos sacerdotes abandonan el sacerdocio y los pocos que lo ejercen aún -cuya edad media sobrepasa a menudo la de la jubilación- tienen que encargarse de muchas parroquias, de modo expeditivo y administrativo. Muchos de ellos, tanto en Europa como en el Tercer Mundo, viven en concubinato a la vista de sus fieles, que normalmente los aceptan, y de su obispo, que no puede aceptarlo, pero teniendo en cuenta la escasez de sacerdotes.

4. El lenguaje de la Iglesia es obsoleto, anacrónico, aburrido, repetitivo, moralizante, totalmente inadaptado a nuestra época. No se trata en absoluto de acomodarse ni de hacer demagogia, pues el mensaje del Evangelio debe presentarse en toda su crudeza y exigencia. Se necesitaría más bien proceder a esa "nueva evangelización" a la que nos invitaba Juan Pablo II. Pero ésta, a diferencia de lo que muchos piensan, no consiste en absoluto en repetir la antigua, que ya no dice nada, sino en innovar, inventar un nuevo lenguaje que exprese la fe de modo apropiado y que tenga significado para el hombre de hoy.

5. Esto no podrá hacerse más que mediante una renovación en profundidad de la teología y de la catequética, que deberían repensarse y reformularse totalmente. Un sacerdote y religioso alemán que encontré recientemente me decía que la palabra "mística" no estaba mencionada ni una sola vez en "El nuevo Catecismo". No lo podía creer. Hemos de constatar que nuestra fe es muy cerebral, abstracta, dogmática y se dirige muy poco al corazón y al cuerpo.

6. En consecuencia, un gran número de cristianos se vuelven hacia las religiones de Asia, las sectas, la new-age, las iglesias evangélicas, el ocultismo, etcétera. No es de extrañar. Van a buscar en otra parte el alimento que no encuentran en casa, tienen la impresión de que les damos piedras como si fuera pan. La fe cristiana que en otro tiempo otorgaba sentido a la vida de la gente, resulta para ellos hoy un enigma, restos de un pasado acabado.

7. En el plano moral y ético, los dictámenes del Magisterio, repetidos a la saciedad, sobre el matrimonio, la contracepción, el aborto, la eutanasia, la homosexualidad, el matrimonio de los sacerdotes, los divorciados vueltos a casar, etcétera, no afectan ya a nadie y sólo producen dejadez e indiferencia. Todos estos problemas morales y pastorales merecen algo más que declaraciones categóricas. Necesitan un tratamiento pastoral, sociológico, psicológico, humano... en una línea más evangélica.

8. La Iglesia católica, que ha sido la gran educadora de Europa durante siglos, parece olvidar que esta Europa ha llegado a la madurez. Nuestra Europa adulta no quiere ser tratada como menor de edad. El estilo paternalista de una Iglesia "Mater et Magistra" está definitivamente desfasado y ya no sirve hoy. Los cristianos han aprendido a pensar por sí mismos y no están dispuestos a tragarse cualquier cosa.

9. Las naciones más católicas de antes -Francia, "primogénita de la Iglesia" o el Canadá francés ultracatólico- han dado un giro de 180º y han caído en el ateísmo, el anticlericalismo, el agnosticismo, la indiferencia. En el caso de otras naciones europeas, el proceso está en marcha. Se puede constatar que cuanto más dominado y protegido por la Iglesia ha estado un pueblo en el pasado, más fuerte es la reacción contra ella.

10. El diálogo con las demás iglesias y religiones está en preocupante retroceso hoy. Los grandes progresos realizados desde hace medio siglo están en entredicho en este momento.
Frente a esta constatación casi demoledora, la reacción de la iglesia es doble:
- Tiende a minimizar la gravedad de la situación y a consolarse constatando cierto repunte en su facción más tradicional y en los países del tercer mundo.
- Apela a la confianza en el Señor, que la ha sostenido durante veinte siglos y será muy capaz de ayudarla a superar esta nueva crisis, como lo ha hecho con las precedentes. ¿Acaso no tiene promesas de vida eterna?
A esto respondo:
- No es apoyándose en el pasado ni recogiendo sus migajas como se resolverán los problemas de hoy y de mañana.
- La aparente vitalidad de las Iglesias del tercer mundo es equívoca. Según parece, estas nuevas Iglesias atravesarán pronto o tarde por las mismas crisis que ha conocido la vieja cristiandad europea.
- La Modernidad es irreversible y por haberlo olvidado es por lo que la Iglesia se encuentra hoy en semejante crisis. El Vaticano II intentó recuperar cuatro siglos de retraso, pero se tiene la impresión que la Iglesia está cerrando lentamente las puertas que se abrieron entonces, y tentada de volverse hacia Trento y Vaticano I, más que hacia Vaticano III. Recordemos la declaración de Juan Pablo II tantas veces repetida: "No hay alternativa al Vaticano II".
- ¿Hasta cuándo seguiremos jugando a la política del avestruz y a esconder la cabeza en la arena? ¿Hasta cuándo evitaremos mirar las cosas de frente? ¿Hasta cuándo seguiremos dando la espalda, crispándonos contra toda crítica, en lugar de ver ahí una oportunidad de renovación? ¿Hasta cuándo continuaremos posponiendo ad calendas graecas una reforma que se impone y que se ha abandonado demasiado tiempo?
- Sólo mirando decididamente hacia delante y no hacia atrás la Iglesia cumplirá su misión de ser "luz del mundo, sal de la tierra, levadura en la pasta". Sin embargo, o que constatamos desgraciadamente hoy es que la Iglesia está en la cola de nuestra época, después de haber sido la locomotora durante siglos.
- Repito lo que decía al principio de esta carta: "¡SON MENOS CINCO!" -¡fünf vor zwölf!- La Historia no espera, sobre todo en nuestra época, en que el ritmo se embala y se acelera?
- Toda operación comercial que constata un déficit o disfunción se reconsidera inmediatamente, se reúne a expertos, intenta recuperarse, se movilizan todas sus energías para superar la crisis.
- ¿Por qué la Iglesia no hace otro tanto? ¿Por qué no moviliza a todas sus fuerzas vivas para un aggiornamento radical? ¿Por qué?
- ¿Por pereza, dejadez, orgullo, falta de imaginación, de creatividad, quietismo culpable, en la esperanza de que el Señor se las arreglará y que la Iglesia ha conocido otras crisis en el pasado?
- Cristo, en el Evangelio, nos pone en guardia: "Los hijos de las tinieblas gestionan mucho mejor sus asuntos que los hijos de la luz..."
ENTONCES, QUÉ HACER?... La Iglesia tiene hoy una necesidad imperiosa y urgente de una TRIPLE REFORMA:
1. Una reforma teológica y catequética para repensar la fe y reformularla de modo coherente para nuestros contemporáneos.
Una fe que ya no significa nada, que no da sentido a la existencia, no es más que un adorno, una superestructura inútil que cae de sí misma. Es el caso actual.
2. Una reforma pastoral para repensar de cabo a rabo las estructuras heredadas del pasado.
3. Una reforma espiritual para revitalizar la mística y repensar los sacramentos con vistas a darles una dimensión existencial, a articularlos con la vida.
Tendría mucho que decir sobre esto. La Iglesia de hoy es demasiado formal, demasiado formalista. Se tiene la impresión de que la institución asfixia el carisma y que lo que finalmente cuenta es una estabilidad puramente exterior, una honestidad superficial, cierta fachada. ¿No corremos el riesgo de que un día Jesús nos trate de "sepulcros blanqueados"?
Para terminar, sugiero la convocatoria de un sínodo general a nivel de la iglesia universal, en el que participaran todos los cristianos -católicos y otros- para examinar con toda franqueza y claridad los puntos señalados más arriba y los que se propusieran. Tal sínodo, que duraría tres años, se terminaría con una asamblea general -evitemos el término "concilio"- que sintetizara los resultados de esta investigación y sacara de ahí las conclusiones.
Termino, Santo Padre, pidiéndole perdón por mi franqueza y audacia y solicito vuestra paternal bendición. Permítame también decirle que vivo estos días en su compañía, gracias a su extraordinario libro "Jesús de Nazareth", que es objeto de mi lectura espiritual y de meditación cotidiana.

Suyo afectísimo en el Señor,
P. Henri Boulad, s.j.
henriboulad@yahoo.com