miércoles, 14 de abril de 2010

IGLESIA Y PODER.

En su lenguaje sencillo, concreto y sin vueltas, Jesús de Nazaret explicaba a la gente sencilla de Palestina su visión de la sociedad : "No se puede servir a dos señores : o a Dios, o al dinero".
El obispo de San Isidro piensa lo contrario.
Piensa que Jesús de Nazaret estaba equivocado.
Por eso, hace ya más de dos años, formó una comisión de estudios para elaborar un documento que presentara en un texto consensuado y armonioso, una visión equilibrada y justa de la situación económica y social del país.
A pesar de la opinión de Jesús de Nazaret, del cual dice ser seguidor, formó una comisión compuesta por un lado por varias organizaciones profesionales que representan, en última instancia, los intereses del dinero, y por otro lado por dos organizaciones sindicales que representan a parte de los que en Argentina trabajan. Los pobres (los sin trabajo, los villeros, los presos, los jubilados, los miembros de movimientos populares de base,...) no tuvieron representación. Si no me equivoco, Jesús de Nazaret tampoco tuvo representante.
Como esta comisión trabajó a puertas cerradas, es difícil saber de que se discutió.
¿Habrán discutido el problema de fondo de nuestra sociedad liberal capitalista : cuál es la base de nuestra sociedad : Dios o el dinero?
Aparentemente, no lo hicieron, porque, de haberlo hecho, haría rato que esta comisión se hubiera disuelta.
Esta comisión no se disolvió, porque sus miembros partieron de un principio : se puede servir a la vez a Dios y al dinero.
Jesús de Nazaret pensaba lo contrario.
Pero eso fue hace dos mil años.
Rogelio Ponsard

No hay comentarios:

Publicar un comentario