miércoles, 30 de junio de 2010

OPINION PERSONAL DE UN EXPERTO....

Sobre el instante problema del “matrimonio sin discriminación de género”.-

Ya  se aprobó por mayoría en  la Cámara de Diputados el nominado “matrimonio gay”.  En el mes de julio próximo, los Senadores podrán determinar también por simple mayoría, la modificación de nuestro régimen legal matrimonial al respecto. Si se aprueba tal modificación, sería un dato significativo de una importancia social, religiosa y jurídica de la mayor trascendencia.  Es opinión común que la familia, constituida tradicionalmente por el matrimonio es la base de toda sociedad independientemente de los diversos cultos de los súbditos de una nación. Y es opinión común, a través del desarrollo y evolución de las sociedades humanas que “la unión del varón y la mujer” es lo constitutivo del matrimonio. De allí su etimología: matris munus, oficio de madre =matrimonio.

Mi opinión al respecto es la siguiente, aceptando como jurista civil, la legitimidad de someter este tema a las normas constitucionales para modificar las leyes, creo necesario añadir a esa legitimidad civil, la doctrina actual del Vaticano II que en el Nº 6 de la Declaración sobre Libertad religiosa, dice concretamente  que “la autoridad civil debe proveer a que la igualdad jurídica de los ciudadanos, la cual pertenece al bien común de la sociedad, jamás, ni abierta ni ocultamente sea lesionada por motivos religiosos ni que se establezca entre ellos ninguna discriminación”.
Sobre los argumentos favor o en contra de la modificación propuesta en este Proyecto de ley, me adhiero plenamente a lo expresado con máxima claridad  por el eminente jurista Jorge Horacio Gentile en su artículo publicado por La Voz del Interior el día 14 de este mes de junio bajo el título de “Matrimonio o Unión civil”. Por lo tanto me adhiero al rechazo a la modificación del contenido del término jurídico “matrimonio” para incorporar la incorporación  en ese término de la unión sexual entre personas de un mismo sexo. Para ello basta y sobra la admisión del llamado “contrato de Unión Civil”. También acepto la viabilidad de la “adopción” por parte  de personas honorables sin discriminación por orientaciones sexuales diversas. Los Sres. Senadores tendrán que votar según su propia e intransferible conciencia ciudadana, respondiendo a las necesidades de sus representados, en un tema de máxima importancia y de máxima novedad en el contexto mundial.

Quiero añadir por mi exclusiva responsabilidad en tanta materia, las siguientes reflexiones:
1º)Si se aprobara el llamado matrimonio gay, sería el mayor agravio posible a los judíos, cristianos, católicos o no, y musulmanes. Es decir, a todos los que aceptamos y dependemos del LIBRO, (la Biblia) y vivimos en esta Argentina. ¿Por qué? Porque en este Libro Revelado por Dios, según los creyentes, la “sodomía” es decir, la acción sexual entre varones está penado hasta con la muerte. Sodoma y Gomorra son datos claros. Y en el Nuevo Testamento tenemos las claras condenaciones en las Epístolas paulinas. Esto es así para los creyentes, pero no debemos  imponer esta doctrina por la fuerza a nadie.
2)Me queda una cuestión muy delicada pero no puedo omitirla por mi condición de sacerdote. Lamentablemente nuestras máximas autoridades eclesiásticas, incluido el Sumo Pontífice  han “Declarado oficialmente” que  la ley argentina del matrimonio civil, NO VALE…es un horrendo concubinato para los bautizados… Entonces, se me ocurre que con todo “derecho” alguien me podrá objetar: Padre Aguirre, los gay no pretenden el “matrimonio canónico” sino el civil… que Uds. dicen que no vale…y si no vale… ¿por qué se asustan?  Llegará el día… o el año… o las calendas griegas… en que nuestra Jerarquía Máxima, reconocerá que el matrimonio civil argentino, es el UNICO válido ante la soberanía del Estado de Derecho reconocido oficialmente por nuestra  jerarquía argentina… Entonces sí que los católicos podremos coherentemente oponernos al matrimonio Gay…
3) Desde mi punto de vista, creo que es además una “injuria objetiva” a la mujer… que por ser mujer, no puede no ser el tabernáculo viviente de la vida. El matrimonio gay “discrimina” a la mujer por ese útero sagrado y prefiere públicamente la satisfacción sexual por otra vía no productiva de vidas…
4)  El matrimonio no es una creación cristiana. Lo que hizo la Santa Sede a posteriori de las divisiones religiosas en Europa, fue Declarar como dogma de fe que el matrimonio de los bautizados fue “elevado a la sacramentalidad por Cristo”… y por lo tanto, solo la Iglesia tenía competencia exclusiva sobre la “validez” de los matrimonios de los bautizados.(Sic) Fue en el Concilio de Trento hacia el siglo XVI. Ya el mismo Atenágoras hacia el año  117 de nuestra era, había enviado una Carta al Emperador Marco Aurelio aseverando: “cada uno de los nuestros  se casa según las leyes hechas por vosotros”. Y así fue la competencia “laica legítima” durante toda la Edad Media en la católica Europa .

    CONCLUSION.- Claudio Fantini en un fundado y curioso artículo publicado el domingo pasado en La Voz del Interior, afirmaba, no sin sorna… que las sociedades y la misma Iglesia… se habían olvidado del amor en el matrimonio… Y es cierto… Dentro de las numerosas causales (21) de anulaciones, no consta el amor… Tampoco consta en el Nuevo Código de Derecho canónico… a pesar de que algunos estudiosos ya lo habían  observado. Pero nuestra Jerarquía tradicionalmente margina todo lo sexual como indigno del verdadero católico…
 Las consecuencias, son ya de justa y lamentable confusión.-
Pbro. José Amado Aguirre.

VATICANO: SE QUEMAN LAS NAVES DE LA INMUNIDAD....

Rechaza Corte Suprema de EU dar inmunidad al Vaticano por pedofilia

La máxima instancia judicial de ese país falló contra la Santa Sede en el caso de un presunto sacerdote pedófilo en Oregon, por lo que se podrá interrogar a funcionarios de la Iglesia católica en juicios por abusos sexuales.
Afp
Publicado: 28/06/2010 09:56
Washington. La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó este lunes una apelación sobre la inmunidad del Vaticano en un caso que permitirá que funcionarios de la Santa Sede sean interrogados en juicios por abusos sexuales de sacerdotes en Estados Unidos.
La máxima instancia judicial estadunidense confirmó así la decisión de un tribunal de alzada para suspender la inmunidad del Vaticano en un caso de un eventual sacerdote pedófilo en Oregon (noroeste). Tras esta decisión, la Santa Sede había apelado ante la Corte Suprema.
El fallo de nueve jueces de este lunes significa que la decisión del tribunal de apelación es definitiva. Un tribunal estadunidense podrá ahora pasar al siguiente paso y examinar la calidad de "empleador" del Vaticano con relación al sacerdote en cuestión, para decidir si puede seguirse el proceso contra la Iglesia católica.
El caso surge de la acusación de una persona, que pide permanecer en el anonimato, que alega haber sufrido abuso sexual de un sacerdote irlandés en 1960 en Portland, Oregon, cuando el cura ya había sido acusado de pedofilia en Irlanda y Chicago.
La víctima acusa al Vaticano de no expulsar el sacerdote o, al menos, de no haberlo castigado y apartado de sus funciones.
En la primavera boreal, cuando el caso fue tomado por la Santa Sede, la Corte Suprema había pedido la opinión del gobierno de Barack Obama en cuanto a la conveniencia o no de suspender la inmunidad del Vaticano.
El gobierno estadunidense había pedido a la Corte Suprema que dictaminara que el Vaticano disponía de inmunidad en este caso y que sus altos funcionarios, incluyendo el Papa, no podían ser interrogados.




EE UU da vía libre a una denuncia por abusos contra el Vaticano

Indignación en el círculo de la curia por lo que se considera un "golpe bajo"

DAVID ALANDETE / MIGUEL MORA - Washington / Roma - 29/06/2010 El Pais


Una de las peores pesadillas del Vaticano se puede hacer realidad. La decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de no aceptar a trámite el recurso de un abogado de la Santa Sede que solicitaba inmunidad diplomática para la jerarquía católica, acusada de encubrir a un cura pederasta en los años sesenta, permitirá que las causas civiles puedan continuar e incluso, eventualmente, llegar a convocar como testigo o acusado al Papa. Porque la no consideración del recurso sobre el caso en Oregón del ya fallecido cura Andrew Ronan abre la puerta a la consideración de la institución católica como responsable subsidiaria de las agresiones sexuales de sus miembros. El tribunal rechazó decidir sobre la petición sin comentario alguno, sin confirmar o rechazar expresamente que Roma disfrute de inmunidad diplomática.


Con su decisión, el Supremo permite que siga su curso el juicio en Oregón, que la curia esperaba detener, con el apoyo de la Casa Blanca. De ese modo, y con ese mismo argumento, puede seguir otro juicio similar en el Estado de Kentucky, en el que el Vaticano también reclama inmunidad diplomática.
El juicio de Oregón lo inició en 2002 un hombre, bajo nombre falso, en contra de Ronan, quien supuestamente abusó de niños en Irlanda en los años cincuenta, fue trasladado a Chicago y, de allí, a Portland, en Oregón, donde acabó abusando del denunciante cuando este tenía 15 años. El cura falleció en 1992, pero los fiscales aseguran que el Vaticano sabía de los abusos y, aun así, le protegió.
El Vaticano, que comenzó a tener relaciones diplomáticas con EE UU en 1984, solicitó amparo en una ley de 1976 que da inmunidad a los Estados extranjeros.
En el caso de Kentucky, el abogado William McMurry defiende a tres ciudadanos que aseguran haber sufrido abusos y en el que se acusa a Benedicto XVI de haberlos conocido y ocultado cuando era prefecto para la Congregación de la Doctrina y de la Fe.
En este caso no se acusa a la curia o al papado, sino a Ratzinger directamente, por lo que el abogado defensor no considera que sea válido, tampoco, el argumento de la inmunidad diplomática. El Vaticano ha defendido, en aquel caso, que los integrantes de la Conferencia Episcopal norteamericana no son asalariados del Vaticano y que, por lo tanto, no se puede considerar a este responsable último de sus decisiones.
En el caso de Oregón, diversos juzgados federales han estimado que el Vaticano puede ser una excepción a las leyes de inmunidad diplomática. Un juez, en concreto, estimó que Ronan podía considerarse un asalariado del Vaticano y, por tanto, la curia podría ser responsable de sus acciones.
La primera reacción -no oficial- en el Vaticano es de estupor e indignación por lo que se considera un "golpe bajo al derecho internacional". El especialista en Derecho Canónico Filippo di Giacomo cree que la decisión del Supremo es, en primer lugar, contraria al Tratado de Viena. "Las relaciones bilaterales y diplomáticas entre EE UU y la Santa Sede existen, ambos países intercambian embajadas y nunciaturas. ¿Acaso rige el principio de que si el jefe de Estado extranjero viste sotana tiene menos derechos?".
"Si la responsabilidad moral de un Estado puede ser valorada por un tribunal en EE UU, revisemos entonces las cartas de Henry Kissinger a Augusto Pinochet alentando el golpe de Estado, o indaguemos la participación en el asesinato del jesuita Oscar Romero", añade Di Giacomo.
"¿Cuál es el principio jurídico de la decisión?", se pregunta. "No se dice; el único principio es que un país que tiene todavía vigente la pena de muerte y no respeta muchos derechos considerados fundamentales en Europa se permite dar lecciones de moralidad a otro Estado. En el fondo es como aplicar la doctrina del programa de rendiciones extraordinarias de la CIA. El Imperio contra la cultura europea de los derechos humanos".
El círculo de la curia se siente, en fin, "tratado como una multinacional del tabaco". "Los hebreos y los protestantes no tienen Papa, sería curioso saber a quién podrían acusar en ese caso", reflexiona Di Giacomo, para quien el proceso de Oregón conculca además el principio legal mors omnia solvit (la muerte deshace todo).
En su visita a EE UU en 2008 el Papa se reunió por vez primera con víctimas de la pederastia. Era la primera vez que el Vaticano pedía perdón, cara a cara, a los muchos católicos, niños y adolescentes que habían sufrido violaciones a manos de sacerdotes en Norteamérica. "Siento una profunda vergüenza", dijo entonces Benedicto XVI. Cuatro meses después de aquella visita, la archidiócesis de Chicago respondió con una oferta de indemnización: 12 millones de dólares (9,7 millones de euros) a 16 víctimas.
Los pagos de ese tipo no son una novedad. Han sido, más bien, una estrategia común para evitar ver a curas y obispos sentados en el banquillo. Los abogados que representan a las víctimas de abusos calculan que, en las últimas tres décadas, la Conferencia Episcopal norteamericana ha pagado más de 2.000 millones de dólares (1.600 millones de euros) para compensar por los abusos de unos 4.000 sacerdotes católicos. Aquellas diócesis -media docena- que no han disfrutado de los recursos necesarios se han declarado en bancarrota.

Goteo o marejada

- EE UU. En febrero de 2004, un informe sobre abusos a niños realizado por una comisión independiente por encargo de la Conferencia de Obispos Católicos recogió las denuncias de 10.667 personas. Las diócesis de Los Ángeles y Chicago han pagado casi 500 millones de euros. Han dimitido cuatro obispos.
- España. Hay ocho curas condenados y 14 denunciados.
- Irlanda. Un informe de mayo de 2009 detalla décadas de abusos a menores en centros de la Iglesia.
- Holanda. Los salesianos están siendo investigados por abusos en un internado.
- Francia. El cardenal Castrillón felicitó por carta en 2001 a un obispo francés por encubrir los abusos de un cura a 11 menores.
- Alemania. Los obispos alemanes admiten que ocultaron casos de pederastia.
- México. El fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, fue pederasta y polígamo y contó con la protección de Wojtyla.
- Austria. El cardenal de Viena Hans Hermann cesó en 1995.
- Canadá. El obispo O'Connor fue condenado en 1996 por agredir a dos chicas.




El Papa llama al orden a Schönborn y a Sodano

Reunión en el Vaticano para aplacar la polémica interna sobre las murmuraciones y el encubrimiento de los abusos.- La Santa Sede admite errores en la gestión inmobiliaria de Propaganda Fide

MIGUEL MORA | Roma 28/06/2010 El Paìs


El Papa sigue adelante con su política de transparencia y de intolerancia con los abusos y su encubrimiento. Hoy ha recibido en el Vaticano al cardenal Christoph Schönborn, arzobispo de Viena y conocido por su afinidad personal con Joseph Ratzinger. En mayo, Schönborn, jefe de la Iglesia austriaca, había acusado ante la prensa a Angelo Sodano, decano del colegio cardenalicio y ex secretario de Estado con Karol Wojtyla, de haber ofendido a las víctimas de abusos sexuales al usar la palabra chiacchiericcio (charloteo, murmuraciones) en su discurso del Domingo de Ramos y de haber echado tierra sobre las investigaciones de la pederastia clerical que llevó a cabo el ex jefe de la Iglesia austriaca, Hans Hermann Groër.


Hoy, el Papa ha recibido a su discípulo austriaco, le ha recordado que solo el Pontífice puede criticar a otros cardenales, ha aceptado que la interpretación de las palabras de Sodano hecha por Shönborn fue "errónea" y después ha invitado a la reunión a Sodano y al actual secretario de Estado, Tarcisio Bertone, para que el cardenal vienés aclarara en persona sus palabras al italiano y para que éste expresara su fidelidad a la nueva línea vaticana.
La gran novedad es que el Papa ha pedido a la sala de prensa vaticana que hiciera público un comunicado dando todos los detalles de la reunión, en un ejercicio inédito de transparencia.
Schönborn, explica la nota de la Santa Sede, "había pedido poder informar personalmente al Sumo Pontífice sobre la actual situación de la Iglesia en Austria", y durante la audiencia con el Papa ha aclarado "algunos juicios sobre la actitud de la Secretaría de Estado, en particular por el entonces Secretario de Estado del Papa Juan Pablo II, en relación con el fallecido cardenal Hans Hermann Groër, arzobispo de Viena de 1986 a 1995".
En la segunda parte de la audiencia, ya con Bertone y Sodano presentes, "se han aclarado y resuelto algunos equívocos muy difundidos y en parte derivados de algunas expresiones del cardenal Christoph Schönborn, que manifiesta su pesar por las interpretaciones que se han hecho", dice el comunicado.
El Papa ha recordado a Schönborn, apostilla la nota, "que cuando se trata de acusaciones contra un cardenal, la competencia corresponde únicamente al Papa; las demás instancias pueden tener una función de asesoramiento, siempre con el debido respeto por las personas".
En cuanto a las "murmuraciones", la nota señala: "La palabra chiacchiericcio fue interpretada erróneamente como una falta de respeto a las víctimas de abusos sexuales, por las cuales el cardenal Angelo Sodano nutre los mismos sentimientos de compasión y de condena del mal como los expresados en diversas ocasiones por el Santo Padre. Esta palabra, pronunciada al inicio de la Misa de Pascua, se había tomado literalmente de la homilía pontificia del Domingo de Ramos y se refería a la 'valentía' que no se deja intimidar por el parloteo de las opiniones dominantes".
Según el vaticanista Filippo di Giacomo, el significado de la reunión y el de su comunicación pública "marca un cambio de estilo histórico en la manera de gestionar las polémicas internas de la Iglesia y los asuntos más delicados. Wojtyla jamás hizo un comunicado cuando reconvenía a sus cardenales, y llegó a incluso a defender la necesidad de que en la Iglesia hubiera estancias secretas, y que lo que se dice en ellas no se conozca nunca".
El mensaje que lanza Raztinger, agrega el sacerdote, "es fraterno y a la vez decidido: la comunión eclesial y el perdón son posibles, y además ahora son públicos, no hay secretos, se acabaron la impunidad y el recurso al 'todo queda entre nosotros'. Han cambiado los tiempos. La escena de hoy parece sacada de un texto de San Agustín: las lecciones no solo se predican, también se aplican. San Pablo decía: si tienes algo que decirme, dímelo tranquilamente y te entenderé".
Errores en la valoración de la corrupción
Parece confirmar esa nueva línea otro comunicado oficial de hoy: el Vaticano admite por primera vez errores de valoración de Propaganda Fide en la gestión de su inmenso patrimonio inmobiliario. Propaganda Fide, que hoy se llama Congregación para la Evangelización de los Pueblos, es el ministerio vaticano que se encarga de financiar las misiones en el extranjero, y la protagonista de la investigación judicial sobre los Grandes Eventos gestionados por la Protección Civil. El cardenal Crescenzio Sepe, que dirigió Propaganda Fide entre 2001 y 2006, ha sido imputado por corrupción por los fiscales de Perugia junto al ex ministro de Infraestructuras del anterior Gobierno de Silvio Berlusconi, Pietro Lunardi.
Por otro lado, el Papa ha nombrado dos nuevos miembros de la Prefectura para los Asuntos Económicos de la Santa Sede. Se trata de los cardenales Juan Luis Cipriani Thorne, arzobispo de Lima (Perú) y Lluís Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona (España).


Llamada de atención de Benedicto XVI al cardenal Schoenborn


El Arzobispo de Viena acusa al secretario de estado del Vaticano de ocultar un caso de pedofilia

Dice que Sodano calló los abusos cometidos por el entonces responsable de la diócesis vienesa, Hans Hermann Goer


El Arzobispo de Viena ha lanzado hoy un duro ataque contra el secretario de estado del Vaticano, Angelo Sodano. Cristoph Schoenbom ha dicho de éste que "Ha ofendido a las víctimas de los abusos sexuales definiendo su denuncia como un chascarrillo", informa el periódico italiano La Republica.

Además, Schoenbom lo ha reprendido por haber callado en su momento la investigación sobre los actos de pedofilia cometidos por el entonces responsable de la diócesis vienesa, Hans Hermann Goer. El cardenal, alumnos y amigo de Benedicto XVI, ha hecho estas declaraciones durante un encuentro informal con la prensa austriaca.
Por otra parte, el Papa ha aceptado hoy la dimisión del Obispo alemán acusado de abusos sexuales de menores, el último en la lista de prelados que se han visto obligados a dimitir por los escándalos. El comunicado del Vaticano dice que el Papa ha aceptado la dimisión del obispo Walter Mixa de Augsburg. Las autorizades están investigando en Alemania las acusaciones de abusos por parte de Mixa, que es el primer obispo que renuncia en la Alemania natal del potífice.
En las últimas semanas ha dimitido un obispo belga que abusó sexualmente de un menor y tres obispos irlandeses acusados de maltratar niños. El abogado de Mixa, Gerhard Decaer, ha negado las acusaciones contra el obispo, que también está acusado de irregularidades financieras.


La comisión privada belga se disuelve

R. M. DE RITUERTO - Bruselas - 29/06/2010



Confiscados por la policía judicial los 475 informes que guardaban sus archivos, y sintiendo destruida la confianza depositada en ella por el Ministerio de Justicia, la comisión constituida por la Iglesia belga en 2000 para investigar los abusos sexuales en su seno decidió disolverse ayer. "Nos han dejado sin nada y nos han quitado el suelo que pisamos", dijo su presidente, Peter Adriaenssens.


El psiquiatra fue llamado este mismo año por la jerarquía eclesiástica para que se pusiera al frente de una comisión que, en una década, apenas había recibido unas decenas de denuncias. En cambio, se vio desbordada por las que siguieron a la confesión de abusos en abril del entonces obispo de Brujas, Roger Vangheluwe, sobre hechos ocurridos en torno a 1985. Ya había recibido 475 denuncias de ciduadanos.
La comisión recibía denuncias de posibles abusos y trataba de ello con las víctimas. Las informaciones eran transmitidas a los superiores jerárquicos de los presuntos agresores. La comisión podía también recomendar a las víctimas denunciar lo sucedido.
El Ministerio de Justicia dijo ayer que deploraba profundamente la disolución de la comisión porque las víctimas "habían confiado en su competencia y su deontología". El ministerio creará un grupo especial de trabajo con las mismas funciones dirigido por los fiscales de Gante y Lieja.


Atenciòn de:

Movimiento Teologìas de la Liberaciòn-chile
Correo: opcion_porlospobes_chile@yahoo.com

sábado, 12 de junio de 2010

MATRIMONIO GAY

Reprenden a curas cordobeses que están a favor del matrimonio gay

10/06/10 - 17:29
Las autoridades de la Iglesia "amonestaron" a un grupo de sacerdotes tercermundistas. Habían emitido un documento donde decían que "Jesús jamás condenó la homesxualidad".
A tres semanas de que el Grupo Angelelli –integrado por curas cordobeses tercermundistas—se pronunciara a favor del matrimonio gay, hoy se supo que el Arzobispo Carlos Ñáñez "citó a varios de ellos para que rectificaran sus dichos" y hasta los "amonestó".
Adrián Vitali, un ex sacerdote que es miembro del grupo rebelde integrado por unos sesenta religiosos que entre otras cosas, no están de acuerdo con el celibato; le dijo a Clarín que "estas amonestaciones, que son como una tarjeta amarilla en el fútbol, y pedidos de retractación. Surgieron luego de que se conociera el texto firmado por Nicolás Alessio que suscribimos, y en el que afirmamos que Jesús jamás condenó ni mencionó la homosexualidad. También sostuvimos que entendemos a la homosexualidad "como una manera diversa de vivir la sexualidad y el amor". (Ver edición de Clarín del 20 de mayo).
Ante la presión de la Iglesia -- "que fue llamando de a uno", confió Vitali a este diario-- el Grupo Angelelli emitió un comunicado que tituló "Sólo en la caridad es posible la diversidad", en el que denuncian que "el Arzobispo de la Arquidiócesis de Córdoba, Carlos Ñáñez, citó a varios párrocos integrantes del grupo Enrique Angelelli para que rectificaran sus dichos en torno al matrimonio homosexual. En términos canónicos, se trata de una 'amonestación' de la autoridad eclesial (...). Se les solicita 'desdecirse' de sus reflexiones, declaraciones, opiniones. Los sacerdotes consideran que no pueden traicionar a sus conciencias negando lo que con toda libertad y responsabilidad han afirmado a favor del matrimonio homosexual".
Los curas disidentes continúan: "Más allá del tema puntual (...) de ninguna manera se puede aceptar el intento de silenciar o censurar la libertad de expresión, la libertad de opinión (...) No aceptamos un discurso único que debe ser acatado por todos. No podemos seguir censurando y expulsando a lo diverso y plural que emergen en nuestras Iglesias. La estructura canónica y eclesiológica, monárquica y verticalista (...) anula toda posibilidad de comprensión y aceptación de la diversidad".
Así, el grupo no sólo no se retractó sino que reforzó su postura. En el párrafo final del documento, afirma que "La iglesia debe dejar el miedo a perder el poder. La Autoridad está en la humildad para buscar la verdad con los hombres y en el servicio, no en la imposición de una Doctrina Moral estática basada en una concepción antropológica inadecuada para nuestro tiempo".
El Grupo Angelelli está integrado, por curas casados y en ejercicio que se reúnen en una parroquia cordobesa, "los últimos viernes de cada mes" desde hace dos años. Además de Vitali, un ex sacerdote de Río Tercero que ahora es padre de tres hijos; asisten Nicolás Alessio, que tiene a su cargo la parroquia San Cayetano; Guillermo "Quito" Mariani, el sacerdote que escribió "Sin tapujos" --un libro en el que confesaba haber tenido experiencias sexuales durante una crisis vocacional--, Víctor Acha y Carlos Ponce de León, entre otros.

FUENTE:
Diario CLARIN. BS. AS. ARGENTINA.

jueves, 10 de junio de 2010

MENSAJE DEL GRUPO DE LA CRIPTA, CORDOBA.

SOLO EN LA CARIDAD ES POSIBLE LA DIVERSIDAD
El Arzobispo de la Arquidiócesis de Córdoba, Carlos Ñáñez, cito a varios  párrocos integrantes del grupo Enrique Angelelli, para que rectificaran sus dichos en torno al matrimonio homosexual. En términos técnicos canónicos, se trata de una "amonestación" de la autoridad eclesial, bajo la formalidad de un texto escrito, donde se les solicita "desdecirse" de sus reflexiones, declaraciones, opiniones. Ambos sacerdotes consideran que no pueden traicionar a sus conciencias negando lo que con toda libertad y responsabilidad han afirmado a favor del matrimonio homosexual y más allá del tema puntual en cuestión, que se puede y debe seguir debatiendo, señalan que de ninguna manera se puede aceptar el intento de silenciar o censurar la libertad de expresión, la libertad de opinión, la libertad de pensar de acuerdo a las propias convicciones. No aceptamos un discurso único que debe ser acatado por todos. No podemos seguir censurando y expulsando a lo diverso y plural que emergen en nuestras Iglesias. La estructura canónica y eclesiología,  monárquica y verticalista que sostiene la Iglesia anula toda posibilidad de comprensión y aceptación de la diversidad. Dios se revela sin agotarse en la diversidad de pensamientos, de culturas, de personas. El misterio y la riqueza de la diversidad será siempre un conflicto para todo intento hegemónico por uniformar, que no es mas que la unidad mal entendida. La Iglesia hoy más que nunca debe caminar hacia el diálogo, la colegialidad para asumir con respeto, seriamente los desafíos de las sociedades de hoy. Lo primero en la iglesia debe ser la caridad porque solo en este espíritu es posible la diversidad. La iglesia debe dejar el miedo a perder poder. La Autoridad está en la humildad para buscar la verdad con los hombres  y en el servicio, no en la imposición sin más de una Doctrina Moral estática, basada en una concepción antropológica inadecuada para nuestro tiempo.
Grupo de curas casados
Grupo curas opción preferencial por los pobres