sábado, 12 de junio de 2010

MATRIMONIO GAY

Reprenden a curas cordobeses que están a favor del matrimonio gay

10/06/10 - 17:29
Las autoridades de la Iglesia "amonestaron" a un grupo de sacerdotes tercermundistas. Habían emitido un documento donde decían que "Jesús jamás condenó la homesxualidad".
A tres semanas de que el Grupo Angelelli –integrado por curas cordobeses tercermundistas—se pronunciara a favor del matrimonio gay, hoy se supo que el Arzobispo Carlos Ñáñez "citó a varios de ellos para que rectificaran sus dichos" y hasta los "amonestó".
Adrián Vitali, un ex sacerdote que es miembro del grupo rebelde integrado por unos sesenta religiosos que entre otras cosas, no están de acuerdo con el celibato; le dijo a Clarín que "estas amonestaciones, que son como una tarjeta amarilla en el fútbol, y pedidos de retractación. Surgieron luego de que se conociera el texto firmado por Nicolás Alessio que suscribimos, y en el que afirmamos que Jesús jamás condenó ni mencionó la homosexualidad. También sostuvimos que entendemos a la homosexualidad "como una manera diversa de vivir la sexualidad y el amor". (Ver edición de Clarín del 20 de mayo).
Ante la presión de la Iglesia -- "que fue llamando de a uno", confió Vitali a este diario-- el Grupo Angelelli emitió un comunicado que tituló "Sólo en la caridad es posible la diversidad", en el que denuncian que "el Arzobispo de la Arquidiócesis de Córdoba, Carlos Ñáñez, citó a varios párrocos integrantes del grupo Enrique Angelelli para que rectificaran sus dichos en torno al matrimonio homosexual. En términos canónicos, se trata de una 'amonestación' de la autoridad eclesial (...). Se les solicita 'desdecirse' de sus reflexiones, declaraciones, opiniones. Los sacerdotes consideran que no pueden traicionar a sus conciencias negando lo que con toda libertad y responsabilidad han afirmado a favor del matrimonio homosexual".
Los curas disidentes continúan: "Más allá del tema puntual (...) de ninguna manera se puede aceptar el intento de silenciar o censurar la libertad de expresión, la libertad de opinión (...) No aceptamos un discurso único que debe ser acatado por todos. No podemos seguir censurando y expulsando a lo diverso y plural que emergen en nuestras Iglesias. La estructura canónica y eclesiológica, monárquica y verticalista (...) anula toda posibilidad de comprensión y aceptación de la diversidad".
Así, el grupo no sólo no se retractó sino que reforzó su postura. En el párrafo final del documento, afirma que "La iglesia debe dejar el miedo a perder el poder. La Autoridad está en la humildad para buscar la verdad con los hombres y en el servicio, no en la imposición de una Doctrina Moral estática basada en una concepción antropológica inadecuada para nuestro tiempo".
El Grupo Angelelli está integrado, por curas casados y en ejercicio que se reúnen en una parroquia cordobesa, "los últimos viernes de cada mes" desde hace dos años. Además de Vitali, un ex sacerdote de Río Tercero que ahora es padre de tres hijos; asisten Nicolás Alessio, que tiene a su cargo la parroquia San Cayetano; Guillermo "Quito" Mariani, el sacerdote que escribió "Sin tapujos" --un libro en el que confesaba haber tenido experiencias sexuales durante una crisis vocacional--, Víctor Acha y Carlos Ponce de León, entre otros.

FUENTE:
Diario CLARIN. BS. AS. ARGENTINA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario