miércoles, 30 de noviembre de 2011

CINCO CURAS: LIBRO.

Cinco Curas

jueves, 3 de noviembre de 2011

NOTA DE LA BBC DE LONDRES

Sacerdotes casados: los que dejan todo por amor

Última actualización: Jueves, 3 de noviembre de 2011
Jerónimo y Cledia Podestá
Jerónimo Podestá dejó la iglesia para casarse con Cledia.
Hay quienes dicen que enamorarse le puede cambiar por completo la vida a una persona. Pero quizás no hay un ejemplo más claro de esto en el caso de los sacerdotes católicos que por amor deciden formar pareja y dejar atrás una vida de labor eclesiástica.
Se estima que en el mundo hay aproximadamente 100.000 sacerdotes que han dejado la iglesia para casarse o formar pareja.
En la región, la mayoría se agrupa en el Movimiento Latinoamericano de Sacerdotes Casados (que se reunió en septiembre en Buenos Aires), que tiene presencia en varios países, como Brasil, Perú, México, Colombia y Argentina. El objetivo es presionar al Vaticano para que considere el concepto de celibato optativo. Según le dijo a BBC Mundo el argentino Guillermo Schefer, vicepresidente de la organización, "en los últimos cinco años pueden haber unos 2.500 sacerdotes" que dejaron la iglesia en América Latina.
El cálculo fue logrado mediante un cruce entre las estadísticas de la Conferencia Episcopal Latinoamericana y un trabajo de encuestas en la región por parte del Movimiento. El estudio también arrojó que en la última década unos 9.500 curas dejaron el clero en la región para formar pareja.
"La iglesia los llama 'abandonos' pero la estadística oficial no registra todos los casos porque en muchas ocasiones el sacerdote no recibe la dispensa (de las autoridades eclesiásticas) porque no se acepta hacer su situación pública", dice Schefer.

Separación

Jeronimo Podestá
Se estima que unos 100.000 sacerdotes dejaron la iglesia para casarse o formar pareja.
La historia de Schefer es similar a la de muchos que engrosan la estadística de 'abandonos'.
En 1998 se decidió a dejar la iglesia al sincerar una serie de sentimientos sobre lo que le demandaba la vida de los hábitos.
Una motivación fue la desilusión con la iglesia católica como institución, pero otra de importante peso fue el haberse enamorado de una catequista con la que trabajaba.
Natalia, como se llama la mujer, es hoy su pareja y madre de sus dos hijas. Aunque viven desde hace más de una década en pareja, este año esperan casarse por la misma iglesia que él dejó.
Schefer afirma que no se le hace raro imaginarse del otro lado del altar en un matrimonio cuando en otros momentos era él quien sellaba las uniones.
Según explica, dejó la institución pero no la vida devota a la fe cristiana.
"Muchos seguimos con la práctica de la fe. Hay algunos que incluso llevan los sacramentos (ejercen) de forma privada, porque en público la iglesia lo prohíbe", señaló.
"Yo en privado, si alguien me lo pide, doy alguna bendición como también doy ayuda o consejo. Y lo hago con toda la fe. Si me lo piden, no lo niego", apuntó.
Dejar la iglesia católica, al dar por terminado el voto de celibato, es un paso controvertido para la propia institución.
BBC Mundo contactó a las fuentes oficiales de la iglesia sin éxito. El único sacerdote que inicialmente atendió los requerimientos luego se negó tajantemente a conversar tras la mención del Movimiento de Sacerdotes Casados.
"Ellos decidieron romper la promesa que habían hecho, para qué voy a añadir algo más. Como iglesia no hay nada más que decir", indicó dicho clérigo al reafirmar su negativa.

Conflicto

"Somos como almas en espera, queremos que algún día el celibato sea optativo. Que esa ley no sea obligatoria para ser curas. Consideramos que el sacerdote casado está más en contacto con la realidad humana"
Cledia Podestá
"Uno se desilusiona de la iglesia. Yo sentí que no tenía respaldo de una institución que funciona para otra realidad. Hay un clero detrás del poder y no con la gente humilde", señaló Schefer.
Tras dejar la diócesis donde ejercía como sacerdote, Schefer se instaló en un pueblo cercano, en la provincia de Buenos Aires.
"Nunca sentí un estigma (cuando la gente se enteró de su decisión). Me vine a un pueblo dentro de lo que era mi parroquia. A mis feligreses los veía circunstancialmente, y les presentaba a mi familia y no había problema", aseveró.
La situación quizás era muy diferente cuando Clelia Ludo de Podestá formalizó su relación sentimental en 1972 con el entonces obispo Jerónimo Podestá.
"Había gente que se sentía traicionada por lo que hicimos", dijo Clelia a BBC Mundo.
Podestá -ya fallecido- fue el primer obispo que públicamente se separó de la iglesia católica para convivir con una pareja.
"Cuando fuimos al primer congreso de curas casados en Roma (en 1985) la prensa no nos dejaba en paz, porque éramos la novedad del momento. No había otro obispo con su pareja en actos públicos", dice Clelia, quien organiza un movimiento de esposas de exsacerdotes con pareja que funciona en Buenos Aires.
Ella y sus pares se reúnen cada tres meses para intercambiar experiencias y servir como punto de encuentro para quienes aún están dentro de la iglesia católica y buscan una salida.
Además, dentro de su casa fue que se reunió la sociedad latinoamericana en septiembre para nombrar un nuevo directorio (presidido por un mexicano y su pareja).
"Todos luchamos para que esta iglesia cambie. No luchamos contra el celibato, porque eso es algo que todos vivieron. El problema no es el celibato sino una iglesia diferente, abierta", dice esta mujer de más de 80 años de edad.
"Somos como almas en espera, queremos que algún día el celibato sea optativo. Que esa ley no sea obligatoria para ser curas. Consideramos que el sacerdote casado está más en contacto con la realidad humana", aseveró.

Soledad

La mayor dificultad para quien deja la iglesia, coinciden ambos entrevistados, es reinsertarse en el mundo fuera del clero.
"Los curas que se casan es porque se enamoraron y la fuerza del amor es muy fuerte. Hay quienes primero lo viven a escondidas y después a la luz del día. Ahí tienen que soportar que les saquen las parroquias y el trabajo", indicó Clelia Ludo de Podestá.
Schefer cuenta que su situación "no fue tan difícil".
Como párroco trabajaba como capellán del servicio penitenciario. Cuando anunció que dejaba los hábitos le propusieron que tomase el cargo de psicólogo social de la cárcel, lo que hizo una vez que terminó los estudios del área.
"Ahora trabajo como asistente social, ayudando a los otros. Es prácticamente lo mismo que hacía pero con otro atuendo", comentó.
En el caso de Clelia, cuando Jerónimo se apartó del clero ambos formalizaron su interés por un camino que ya desde adentro de la iglesia católica venían transitando.
"Él era un obispo comprometido con el pueblo y yo era una militante que luchaba por los derechos indígenas y hacía medicina preventiva", señaló.
"Como ahora con muchos otros casos, nosotros nos conocimos en la lucha social y nos enamoramos. Y entonces decidimos seguir esta lucha juntos", agregó.

viernes, 14 de octubre de 2011

DECLARACION FINAL


VII ENCUENTRO
DE LA FEDERACIÓN LATINOAMERICANA PARA LA
RENOVACIÓN DE LOS MINISTERIOS.
BUENOS AIRES, ARGENTINA
21-24 DE SEPTIEMBRE DE 2011

DOCUMENTO FINAL
 
Nosotros, Sacerdotes Católicos Casados y/o Secularizados, juntamente con nuestras esposas, provenientes de Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, México y Paraguay, y con la participación epistolar de Bolivia, Colombia, Guatemala y Perú, después de cuatro días de oración, reflexión, estudio y diálogo, nos dirigimos a ustedes, nuestros Hermanos Obispos puestos por el Espíritu para conducir la Iglesia de Jesús; al Pueblo Santo de Dios, y a todos los hombres de buena voluntad.
 
En estos días en que vivimos más que una época de cambios, un cambio de época, cuyo signo son las profundas transformaciones sociopolíticas, culturales, tecnológicas y económicas, que afectan principalmente a las generaciones jóvenes; que estamos en vísperas de celebrar el 50º (Quincuagésimo) aniversario de la Apertura del Concilio Ecuménico Vaticano II y que comenzamos apenas a implementar el cumplimiento de lo acordado en la Conferencia de Aparecida:
 
1. Nos comprometemos a profundizar una espiritualidad fuerte y radical centrada en la Palabra Divina, particularmente en los Evangelios, mediante la multiplicación de encuentros con personas, familias y grupos, donde fortalezcamos nuestra fe, avivemos nuestra esperanza e intensifiquemos nuestra caridad, dejándonos conducir por el Espíritu Santo, presente siempre en la historia personal y colectiva de los creyentes en Jesús, y que está en el mundo y se manifiesta por señales.
 
2. Renovamos nuestro compromiso de cristianos y de ministros ordenados, de vivir y ejercer nuestra participación en la Misión de Jesús para la realización de su Proyecto: una humanidad cimentada en su Evangelio, debidamente contextualizado en la solidaridad, la justicia y la paz, privilegiando la opción preferencial por los pobres y los oprimidos.
3. Nos proponemos intensificar una comunicación permanente, respetuosa y fraterna con toda la Comunidad de Creyentes y con sus Ministros, al tiempo que renovamos nuestra disposición de servirla, para lo cual deseamos promover e intensificar vías de diálogo fraterno y mutua colaboración. (cfr. D.A. Nº 200)
 
4. Refrendamos nuestra pertenencia a los Organismos Supra Continentales que nos unifican como grupo y convocamos a nuestros pares Latinoamericanos que aún viven aislados, a sumarse a nuestros grupos nacionales y locales.
 
5. Manifestamos nuestra apertura hacia grupos de similares causas y hacia todos los que se sienten identificados con nuestros objetivos, para sumar esfuerzos en pro del bien común, en una lucha por los Derechos Humanos en nuestros países y dentro de la Iglesia, con un auténtico compromiso social y político.
 
 
 
 
Clelia Luro de Podestá
(ARGENTINA)

Presidenta Honoraria Vitalicia
Rosita Leiva y Mario Mullo
(ECUADOR)
Pareja Presidente Salientes
 
 
Tere y Lauro Macías
(MÉXICO)
Pareja Presidente Entrante

sábado, 8 de octubre de 2011

INVITACION

INVITAMOS A LAS PERSONAS QUE SE IDENTIFIQUEN CON ESTE GRUPO: EX-SACERDOTES, SACERDOTES SECULARIZADOS O NO, EX-RELIGIOSOS/AS, EX-SEMINARISTAS, LAICOS QUE QUIEREN OTRO TIPO DE IGLESIA A REUNIRSE POR GRUPOS NACIONALES (POR PAISES) Y NOS MANDEN SUS EXPERIENCIAS:
 
 willyschefer@hotmail.com

Con los curas casados, en la casa de Clelia Luro de Podestá

Redacción de Atrio, 24-Septiembre-2011
La Federación Latinoamericana de Curas Casados y sus Esposas, concluirá hoy en Buenos Aires un encuentro internacional, con la participación de seis países. Se ha celebrado los últimos tres días en la casa de Clelia Luro de Podestá, viuda de monseñor Jerónimo Podestá, ex Obispo de Avellaneda. ATRIO está presente en esta reunión a través de uno de sus mekjores comentaristas, Oscar Varela. Pero a través de esta entrada y de los comentarios que se ecogerán, queremos mostrar de una manera más explícita nuestra cercanía a la rama latinoamericana de un movimiento -verdadero brote verde en la Iglesia católica- que animaron, como pioneros, nuestros queridos Jerónimo y Clelia.

En la reunión -según nos cuenta Oscar, que esperamos nos envíe crónica más detallada de ella- las parejas de Ecuador, Méjico, Brasil, Paraguay, Chile y Argentina habrán analizado la situación de las iglesias de los países presentes y de los movimientos de cada pais en el contexto, económico, social y político, resaltando la importancia de la Unasur. También se habrá analizado la situación del movimiento de curas casados: su organización, participación, relaciones con otros movimientos o grupos, relación con las jerarquías, con las comunidades, con sectores políticos o gobiernos.
Jerónimo Podestá falleció el 23 de junio del 2000. Integró el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo y tras conocer a Clelia Luro, divorciada y con seis hijos, se casó con ella y dio inicio a la organización que representa a unos 150 mil sacerdotes en todo el mundo.
En España el movimiento está representado por MOCEOP, que acaba de publicar un excelente libro de testimonios: Curas casados. Historias de fe y ternura.


FUENTE:
www.atrio.com

miércoles, 21 de septiembre de 2011

ENCUENTRO LATINOAMERICANO DE SACERDOTES CASADOS Y SUS ESPOSAS.

REUNION DE CURAS CASADOS EN CASA DE LA VIUDA DEL OBISPO PODESTA
Buenos Aires, ARGENTINA. 20 de septiembre (Télam).- La Federación Latinoamericana de Curas Casados y sus Esposas, iniciará mañana un encuentro internacional, con la participación de seis países, en la casa de Clelia Luro de Podestá, viuda de monseñor Jerónimo Podestá, ex Obispo de Avellaneda.
La reunión de las parejas de Brasil, México, Ecuador, Paraguay, Chile y Argentina, más la adhesión de Guatemala, Colombia y Perú culminará el próximo sábado 24, detallaron los organizadores en un comunicado de prensa.

Los participantes analizarán las iglesias de los países presentes, los movimientos de cada pais en el contexto, económico, social y político, además de la organización, participación, relaciones con otros movimientos o grupos, relación con las jerarquías, con las comunidades, con sectores políticos o gobiernos y la importancia de la Unasur.

Jerónimo Podestá falleció el 23 de junio del 2000. Integró el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo y tras conocer a Clelia Luro, divorciada y con seis hijos, se casó con ella y dio inicio a la organización que representa a unos 150 mil sacerdotes en todo el mundo, según los organizadores. (Tëlam)

sábado, 6 de agosto de 2011

INFO GESTION DE MEDIACION. TRABAJO DE SER "PONTIFICE"....



INFORME DE GESTION 2010-2011.


INTRODUCCION

      La convivencia diaria entre vecinos, y más aún entre familiares, no es una tarea sencilla.                    

       Los ruidos molestos debido a la música que alguien escucha en tono muy alto, la basura que se saca el día no estipulado, la tenencia de animales que ocasionan olores molestos, la imposibilidad de poner el límite a los hijos menores que causan problemas y dolores de cabeza a sus padres, y los conflictos famosos de las medianeras suelen causar de disputas que no siempre cuentan con las vías adecuadas para su resolución y que muchas veces terminan en demandas judiciales.

         Los problemas de convivencia son en realidad, problemas de comunicación, por falta de diálogo, por eso se hace difícil entenderse y  ponerse de acuerdo.

          La instancia de MEDIACION es una herramienta idónea para tratar de superar los conflictos por medio de Acuerdos voluntarios, por eso es importante transmitir a los vecinos una de las herramientas básicas para una sana Convivencia Vecinal

           Es un proceso por el cual un tercero neutral ayuda a las partes en el proceso de toma de decisiones con relación a un conflicto, tratando de trabajar más sobre la base de sus necesidades que sobre las posiciones iniciales.

Lo que SI hacemos desde la práctica de la MEDIACION:
Facilitar la comunicación.
Observar con mucha habilidad,
Escuchar las partes involucradas

Lo que NO nos compete como Oficina de MEDIACION:
Aconsejar,
Proponer (las propuestas deben surgir de las mismas partes),
Juzgar,
Resolver, dado que su función es acompañar a las partes a que por sí mismas resuelvan el conflicto.

              El orden en una mediación es la escucha activa, lo primero que conocemos de las partes son las posiciones, luego sabemos los intereses en base a ello trabajamos para generar opciones.

           

PROCEDIMIENTO

      El mediador acompaña a las partes en el proceso de resolución de su conflicto y debe suministrar las condiciones para que sea posible transitar el dispositivo de mediación. Ahora bien, ¿qué significa suministrar las condiciones?
        
      La propuesta es construir parte de esa respuesta, para lo cual se impone otro interrogante: ¿cuál es la posición del mediador ante el relato de las partes? Nuestra labor no se ajusta a un papel pasivo, a alguien que presenta o enuncia un encuadre y luego observa, como un espectador, de qué son capaces las partes. No debemos confundirnos.

       Que las partes sean responsables de la resolución del conflicto no nos exime a nosotros de la responsabilidad de desplegar el dispositivo, de instalarlo, de ofrecerlo, de generarlo.

        Sabemos que esta responsabilidad no es compartida con las partes, es nuestra tarea, somos nosotros los responsables de instalar este dispositivo. Sólo queremos ahora esbozar una de las condiciones para que este dispositivo sea haga acto: la neutralidad y su correlato con la escucha activa.

        Cuando el vecino llega a esta Oficina, se abre un número de Expediente interno de la Oficina, en el cual se recavan los datos personales, tanto del demandante como del demandado, y una reseña de la problemática.

          Si la situación lo amerita se cita a la otra parte demandada mediante CEDULA DE NOTIFICACION (ver la misma al  final) a fin de pautar una reunión en donde se plantea dicha problemática y se trabaja un posible Acuerdo Vecinal.
   
       La concurrencia es VOLUNTARIA, realizándose por tres veces consecutivas, si no prospera se ASESORA al vecino para que recurra ante quien corresponda y de solicitarse, se eleva la Constancia respectiva.

       En caso que la problemática lo requiera, se cita a ambas partes a fin de que las mismas puedan llegar a algùn tipo de ACUERDO vecinal, familiar o institucional.

      Si se llega a dicho Acuerdo se labra un Acta y se certifican TRES copias: una para cada parte y una tercera que queda archivada CONFIDENCIALMENTE en la Oficina de Mediacion y Culto. De no llegar a algún acuerdo se deriva a otra instancia pertinente o se archiva el caso.









ANALISIS DE LOS DATOS

           En el CUADRO 1 se observa que hay un ALTO NIVEL DE CONCURRENCIA, dado que el 85% se hizo eco de la Cedula de Notificación.
      
CITACIONES


CONCURRENCIA
85%

NO CONCURRENCIA
15%

          














           En el CUADRO 2 se observan los Resultados de las demandas, resultando tener un alto impacto de RESOLUCION FAVORABLE dado que el mayor porcentaje (45%) corresponde a una intervención en donde se halló una resolución del conflicto planteado.
      
            El segundo guarismo (15%) corresponde a la NO RESOLUCION DEL CONFLICTO, en tal caso se da por  finalizada la instancia mediadora por falta de acuerdo entre las partes.
  
            El tercer guarismo (20%) es el caso de las veces que se es necesario que otra instancia intervenga DERIVANDO para su posible resolución.
     
            Y el restante (20%) está en VÍAS DE RESOLUCIÓN, es decir que no se ha cerrado la instancia mediadora.
      
RESULTADO DE DEMANDAS


RESUELTAS

45%

SIN RESOLUCIÓN

15%

DERIVADAS
(C.A.V.; Comisaría;
20%

                                Niñez; Poder Judicial)

EN TRAMITE
20%

          











        En el CUADRO 3 se describen las tipologias de conflictos que se plantean.

        En primer lugar están los conflictos entre vecinos (75%) que son cuestiones relacionadas a medianeras, objetos que producen daño en la casa del vecino, ruidos molestos, olores y ruidos de animales (gallineros, perros, cerdos y caballos); basura que se tira en la vereda y la vía pública.

        En segundo lugar están los problemas contractuales (15%) que tienen que ver con: trabajos pendientes de obras domiciliarias, deudas, alquileres impagos, espacio comunes que generan un conflicto  de tipo económico.

        En tercer lugar están los problemas intra-familiares (5%) que tiene relación respecto a: cuidado de los hijos, convivencia de familias bajo un mismo techo, situaciones de violencia conyugal y familiar, abandono de personas mayores y enfermos, deudas impagas.

         Por último están las referidas a otros temas (5%) que son las que requieren a veces sólo un asesoramiento legal, como así también una intervención o derivación distinta de los parámetros comunes (pueden estar relacionadas con lo ambiental, lo psicológico etc)  .       


















TIPOS DE CASOS


ENTRE VECINOS
75%

INTRA - FAMILIAR
5%

CONTRACTUALES
15%

OTROS
5%










CONCLUSION

          En el Informe 2008-2009 se presentaron los datos relevados en el periodo de referencia en donde se daba cuenta de la Gestión que desde el Area de Mediación se impulsa en consonancia con las Políticas de DERECHOS HUMANOS que encara el gobierno Municipal.

           Las mismas siguen siendo derivadas tanto de otras dependencias municipales como de organismos no gubernamentales, medios de comunicación social etc., como de manera espontánea.

           En el último año se eleva el número de demandas (a la fecha se tramitaron 600 expedientes) de cuya procedencia se constata al tomar los datos iniciales, teniendo como principal promotor de este Servicio a la Comunidad al propio vecino que escucha tanto por los medios como por la calle la “buena gestión” de esta Oficina.

           Asimismo podemos destacar que, mediante Nota enviada al Sr. Intendente Municipal, la OFICINA DE TRANSPARENCIA DE GESTION, en su balance anual (RAFAM 2010), destaca “los resultados exitosos logrados por la gestión del Area de Mediación”… lo que nos sirve, a modo de monitoreo, para evaluar objetivamente el impacto que tiene en la comunidad esta humilde dependencia.

           


EQUIPO INTERVINIENTE.

Sr. Guillermo SCHEFER. Técnico Universitario en Minoridad y Familia. Coordinador de Mediación. Decreto 305/09.
Doctor Maximiliano SOUS. Abogado. Director DD HH
Sra. Claudia NAYA. Personal Administrativo. Notificadora.




















CEDULA DE NOTIFICACION



                                                                             Marcos  Paz,              de                               de 2.00     .-

SEÑOR/A:  
DOMICILIO:
BARRIO:

La Direcciòn de derechos Humanos lo convoca a presentarse en la OFICINA DE MEDIACIÓN para entrevistarse con profesionales del Área a fin de abordar la problemática vecinal en la cual Ud. ha sido requerido.
                
A fin de evitar la judicialización del conflicto y poder tener un espacio en donde plantear algún tipo de ACUERDO VECINAL Y/O FAMILIAR, deberá concurrir en fecha      /       /         a  las          Hs.
                  
Saludo a Ud. muy atte.





                                                                                                                      Guillermo SCHEFER
                                                                                                              COORDINACION DE MEDIACION
                                                                                                                          Decreto 305/09

       Melgar 1946 – 1727 Marcos Paz – Tel 477 1015 int. 202 - mediacion@municipiomarcospaz.gov.ar





--------------------------------
NOTIFICADO  EN FECHA:            /          /                          A las                             Horas


                                       

                                                             
---------------------------------                     
     FIRMA  VECINO

sábado, 21 de mayo de 2011

LIBRO: “Curas Casados. Historias de fe y ternura”

PREPARADOS Y DISPUESTOS PARA SERVIR LA MESA DE LA COMUNIDAD

JULIO PÉREZ PINILLOS, jppinillo@yahoo.es
RIVAS VACÍAMADRID (MADRID).
ECLESALIA, 21/04/11.- El Jueves Santo es fecha indicada para conmemorar y celebrar en muchos círculos de opción cristiana el regalo de la Eucaristía, centro y culmen de la Comunidad… Me pregunto: ¿Por qué a muchas comunidades serias y buscadoras se les priva de ese Don-Regado necesario para “caminar sin desfallecer en el camino?

Varias son las argumentaciones histórico-pastorales y, sobre todo, canónicas que fuerzan a ese “desfallecimiento” a muchos cristianos buscadores de la Iglesia inspirada en el Evangelio de Jesús. Cada argumento tiene su estudio y su espacio propios. Yo quiero referirme en esta ocasión al celibato impuesto por ley medieval a los Servidores de la Mesa de la Comunidad. Resumo el fondo argumental que presento en el libro “Curas Casados. Historias de fe y ternura” (Albacete. Marzo 2011) donde reflejo mi aporte honesto –creo- madurado a lo largo de 35 años de búsqueda y de ejercicio de cura, célibe o casado, en distintos Grupos y Comunidades parroquiales y no parroquiales con este telón de fondo: Servir a la comunidad. Ello me permite resaltar:
1. Es este un momento oportuno para ratificar, junto a otras voces de mayor peso jerárquico, lo que el MOCEOP , “movimiento pro celibato opcional”, viene publicando e intentando practicar desde hace treinta y dos años:
- El Celibato Opcional de los curas, o sea la coexistencia de presbíteros, casados y célibes, es una riqueza tanto para la correcta interpretación del Nuevo Testamento que recoge claramente esta práctica ministerial, como para la vida cristiana de las comunidades eclesiales cada día más “corresponsables” al par que más carentes de curas que les acompañen desde dentro y, también, para los propios curas que, según el Evangelio y la Tradición, deben procurar vivir su espiritualidad-sicología y la vocación presbiteral conforme a los dones y carismas que el Espíritu tiene a bien comunicar.

- En este sentido es correcto concluir que “tanto” -ni más ni menos- es el cura casado como el célibe, ya se refiera esta comparación al concepto “santo-pecador” -regalo de Dios que solo se nos permite “ponderar” por el grado de amor, perdón y compromiso que practican, en este caso, los presbíteros- o se refiera al concepto “servidor de la comunidad”, ya que está demostrado que tan dispuestos y servidores de las comunidades –y tan débiles, visto desde la otra cara- son los curas célibes como los casados, dando por admitido que según el tipo de comunidad cristiana (más itinerante o más establecida, rural o urbana, mayoritariamente joven o anciana, con predominio de lo catequético y sacramental o de lo profético, “más vertical o más horizontal” etc.) le resultará más “adecuado” un presbítero célibe o casado. Por lo tanto: el mayor o menor grado de “servicialidad” del cura –casado o célibe- dependerá en parte del tipo de comunidad y de tareas mayoritarias para las que estamos “visualizando” al presbítero.
- Lo que la gente pide al cura, célibe o casado, es otra cosa más honda: que, por un lado, sepa a Evangelio y se le note la pasión por la Persona y aporte de Jesús… Por otro que esté metido en la cultura y problemática del pueblo con el que está comprometido. Y, en tercer lugar, que se entregue a la comunidad que le llama: tanto en las necesidades del barrio -los emigrantes, los derechos sociales olvidados, los marginados, etc- como al acompañamiento lúcido y esperanzador de las personas y grupos que son o acuden a la comunidad, procurando al mismo tiempo unas Celebraciones significativas de la Palabra y del Sacramento.
2. Ya existen experiencias significativas de curas casados ejerciendo el ministerio presbiteral en comunidades. No partimos de cero. Solo citar aquí, de pasada, las comunidades eclesiales –algunas parroquiales- que pude contactar en distintos países de Europa y de América gracias a mi responsabilidad de presidente de la Federación Internacional de Curas Casados: las de Brasil. Ecuador, Perú, Estados Unidos, Paraguay, Francia, Bélgica e Italia, para subrayar el hecho y el significado de algunas experiencias de Colectivos presbiterales de España: Las de
- Los curas obreros –reconocidos por el Concilio vaticano II- de los que un 15% son casados. ¿Qué resaltar de esta forma ministerial? Que se ejerce como servicio gratis para bien del erario público y de la economía de la comunidad, ya que el sustento del presbítero proviene de su profesión laica. Además se ejerce desde el corazón del mundo obrero, viviendo y trabajando “como uno de tantos” (vivienda, estilo de vida, salario etc…) y participando en sus organizaciones y reivindicaciones lo que acentúa el carácter profético de su ejercicio presbiteral.
- Los curas casados al servicio presbiteral de Comunidades de Base: Aquí conviene subrayar que la comunidad tiene un papel muy importante a la hora de llamar, acompañar y decidir sobre el aporte del cura, lo que refuerza el papel de la comunidad y, además, las celebraciones suenan más cercanas, más “entre iguales” que se ponen a la escucha del Señor en torno a la vida y a la Mesa.
- Los curas casados llamados y aceptados en comunidades parroquiales: Esto significa que te llama la comunidad parroquial, la tarea es gratis y reflexionas-propones-decides con el conjunto del Consejo Parroquial… con todo lo que esto conlleva de “corresponsabilidad”. Varias preguntas clave: ¿En base a qué tipo de experiencias puede llamarte una parroquia? ¿Cuál considera que puede ser tu servicio y aportación? ¿Por qué te llaman aún a sabiendas de que eres casado?: En el fondo de esta llamada hay muchos años de presencia silenciosa y esperanzada compartiendo desde dentro la vida habitual y las reivindicaciones tanto de los compañeros de fábrica como de los vecinos del barrio-parroquia o de los sectores marginales. Es el “estar con”, “al servicio”, “como uno de tantos”, “en diálogo paciente y respetuoso tanto a la comunidad como a sus “pastores”. Subyace en ellas un lema evangélico clave: “Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, no dará fruto”. Los procesos históricos suelen ir acompañados de paciencias históricas, aunque lúcidas y constantes. A nosotros nos ha tocado “acumular experiencia que muestre que un ministerio presbiteral no célibe es posible y rico para la comunidad”.
3. Muchos Cardenales y Obispos vienen dando apoyos a estos pasos renovadores desde hace años. Reflejaré solo los de aquellos a los que pude visitar con ocasión de mi responsabilidad internacional, en Brasil, Londres, Viena, y España:
- El cardenal Lorscheider, (Fortaleza. Brasil) nos hizo saber a los participantes en el Primer Congreso latinoamericano de curas casados de Brasil –Curitiva. Enero de 1989-: “Uds., “padres” casados, no solo no son fugitivos o desertores, sino pioneros de un movimiento que necesita la Iglesia”.
- Tres años más tarde el cardenal Dom. Luciano –entonces presidente de la Conferencia Episcopal Brasileña- nos dijo con motivo de una visita “ad hoc” de una delegación de los curas casados de Brasil: “¿A qué este desperdicio?… Gastamos cantidad de dinero para formar a los sacerdotes y luego los abandonamos porque no nos sirven (¿Porqué?). Me recuerda a esos coches nuevos y perfectamente equipados, relucientes en el “parque de la Factoría” pero que no deben ponerse en funcionamiento ni siquiera ante una emergencia… ¿Por decisión de quién?”
- El entonces Cardenal de Londres -Basil Hume- a quien visitamos en el año 1994 los miembros del Comité Ejecutivo de la FISCC, después de dos horas de escucha, bolígrafo en mano, nos dijo aquella frase memorable: “Esto no debe seguir así…, hablaré con Roma”.
- El hoy Cardenal titular de Viena -Christof. Schörborn- a quien los miembros del Comité Ejecutivo de la Federación visitamos en 1995 –más fugazmente, es verdad, que a Basil Hume- nos dijo en tono prudente: “lo del celibato de los sacerdotes es un tema importante… que seguramente tendrá que cambiar… Ya veremos”.

- Con D. Pedro Casaldáliga compartimos mi esposa y yo durante cinco días casa, mesa y largas conversaciones sobre el ministerio presbiteral; fuimos a pedirle un mensaje para nuestro Cuarto Congreso Internacional –Brasilia/1996-. Al momento de despedirnos, en el abrazo de paz de la Eucaristía nos dijo: “Os ha tocado defender el celibato opcional, como a mí defender a los pobres de Brasil… Hacedlo con esperanza y perseverancia… acompañando a las comunidades y haciéndoos creíbles”.
- D. Alberto Iniesta era nuestro obispo en Vallecas y amigo con quien conversábamos con frecuencia. Emilia, -hoy mi esposa- y yo le planteamos nuestra intención de casarnos y procurar defender el ministerio presbiteral no célibe en medio de las comunidades que lo entendieran. Nos escuchó y nos dijo: “…Va a ser un camino muy difícil… pero el Evangelio no me autoriza a deciros que lo que intentáis no sea evangélico… Si os creéis llamados a intentarlo procurad no romperos como pareja porque va a ser largo… y caminad junto con las comunidades. Que en adelante nos veamos para hablar de cómo vivimos el Evangelio vosotros y yo…”.
4. Es necesario un cambio sobre este tema en diálogo respetuoso con las Comunidades eclesiales y con sus “pastores” o “guías”. Al margen de que es un clamor general y de que las estadísticas entre los cristianos muestran un apoyo a este cambio cifrado en el 75% en Estados Unidos, un 73% en Europa y un 70 en España, este cambio debe procurarse por bien de:
- La Biblia y de la teología: no parece creíble evangélicamente que se haya querido interpretar el mensaje original del Nuevo Testamento y de la Tradición sobre los presbíteros en la comunidad en el sentido restrictivo y exclusivista que nos quieren imponer algunas corrientes conservadoras. Es obvio que el respeto al pluralismo bíblico y teológico nos obliga –y con cierta urgencia- a otras interpretaciones y prácticas en un tema bíblico y teológico tan vital para la comunidad eclesial. Muchos obispos, teólogos y comunidades así lo están pidiendo.
- La sana espiritualidad y afectividad de los curas saldrían ganando al evitárseles imposiciones que nada tienen que ver con el espíritu del Evangelio, ni con lo que hoy nos muestran la sicología y la libertad profundas. Igualmente saldrían ganado las comunidades eclesiales que percibirían un enfoque plural y más tierno de la sexualidad y del rol de la mujer -¿también presbítero/a?-, tanto en lo referido a la sicología como a la ministerialidad presbiteral que dibuja el Nuevo Testamento.
- El servicio pastoral a la Iglesia y a las comunidades cristianas que no tienen por qué ser castigadas a caminar sin la fuerza de la Palabra-Eucaristía y sin el acompañamiento de aquellas personas a las que ellas llaman, razonablemente, como presbíteros. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

miércoles, 18 de mayo de 2011

Sobre el evangelio de hoy: ¿pastores?... ¿ovejas?

Miguel Berrotaran, 15-Mayo-2011
Miguel Berrotarán es un joven sacerdote de Córdoba (Argentina), vinculado a un grupo “Angelelli” y a una web para laicos y laicas. Es la primera vez que nos envía una reflexión. Pero nos ha gustado. Y por eso la sometemos a la consideración de todos los levtores en este día del “Buen Pastor”.

La imagen de «ovejas y pastores» ha de ser manejada con cuidado, porque puede justificar la dualidad de clases en la Iglesia. Esta dualidad no es un temor utópico, sino que ha sido una realidad pesada y dominante. El Concilio Vaticano I declaró: «La Iglesia de Cristo no es una comunidad de iguales, en la que todos los fieles tuvieran los mismos derechos, sino que es una sociedad de desiguales, no sólo porque entre los fieles unos son clérigos y otros laicos, sino, de una manera especial, porque en la Iglesia reside el poder que viene de Dios, por el que a unos es dado santificar, enseñar y gobernar, y a otros no» (Constitución sobre la Iglesia, 1870). Pío XI, por su parte, decía: «La Iglesia es, por la fuerza misma de su naturaleza, una sociedad desigual. Comprende dos categorías de personas: los pastores y el rebaño, los que están colocados en los distintos grados de la jerarquía, y la multitud de los fieles. Y estas categorías, hasta tal punto son distintas entre sí, que sólo en la jerarquía residen el derecho y la autoridad necesarios para promover y dirigir a todos los miembros hacia el fin de la sociedad. En cuanto a la multitud, no tiene otro derecho que el de dejarse conducir y seguir dócilmente a sus pastores» (Vehementer Nos, 1906). La verdad es que estas categorías de «pastores y rebaño», a lo largo de la historia de la Iglesia han funcionado casi siempre -al menos en el segundo milenio- de una forma que hoy nos resulta sencillamente inaceptable. Hay que tener mucho cuidado de que nuestra forma de utilizarlas no vehicule una justificación inconsciente de las clases en la Iglesia.
          El Concilio Vaticano II supuso un cambio radical en este sentido, con aquella su insistencia en que más importante que las diferencias de ministerio o servicio en la Iglesia es la común dignidad de los miembros del Pueblo de Dios (el lugar más simbólico a este respecto es el capítulo segundo de la Lumen Gentium del Vaticano II).
          Como es sabido, en las últimas décadas se ha dado un retroceso claro hacia una centralización y falta de democracia. La queja de que Roma no valora la «colegialidad episcopal» es un clamor universal. La práctica de los Sínodos episcopales que se puso en marcha tras el concilio, fue rebajada a reuniones meramente consultivas. Las Conferencias Episcopales Nacionales, verdadero símbolo de la renovación conciliar, fueron declaradas por el cardenal Ratzinger como carentes de base teológica. Los «consejos pastorales» y los «consejos presbiterales» establecidos por la práctica posconciliar como instrumentos de participación y democratización, casi han sido abandonados, por falta de ambiente. La feligresía de una parroquia, o de una diócesis, puede tener unánimemente una opinión, pero si el párroco o el obispo piensa lo contrario, no hay nada que discutir en la actual estructura canónica clerical y autoritaria. «La voz del Pueblo, es la voz de Dios»… en todas partes menos en la Iglesia, pues en ésta, para el pueblo la única voz segura de Dios es la de la Jerarquía. Así la Iglesia se ha convertido -como gusta de decir Hans Küng- en «la última monarquía absoluta de Occidente». A quien no está de acuerdo se le responde que «la Iglesia no es una democracia», y es cierto, porque es mucho más que eso: es una comunidad, en la que todos los métodos participativos democráticos deberían quedarse cortos ante el ejercicio efectivo de la «comunión y participación». En semejante contexto eclesial, ¿se puede hablar ingenuamente de «el buen pastor y del rebaño a él confiado» con toda inocencia e  ingenuidad? El Concilio Vaticano II lo dijo con máxima autoridad: «Debemos tener conciencia de las deficiencias de la Iglesia y combatirlas con la máxima energía» (Gaudium et Spes 43).
          En la Iglesia de Aquel que dijo que quien quisiera ser el primero fuese el último y el servidor de todos, en algún sentido, todos somos pastores de todos, todos somos responsables y todos podemos aportar. No se niega el papel de la coordinación y del gobierno. Lo que se niega es su sacralización, la teología que justifica ideológicamente el poder autoritario que no se somete al discernimiento comunitario ni a la crítica democrática. ¿Qué la Iglesia no es una democracia? Debe ser mucho más que una democracia. Y, desde luego: no ha de ser un rebaño.