jueves, 26 de diciembre de 2013

ACERCA DE LOS COMENTARIOS EN LAS ENTRADAS.

ESTIMADOS: LES PIDO QUE CADA VEZ QUE QUIERAN HACER  UN COMENTARIO PONGAN QUIEN LO ESCRIBE, Y A QUE PAIS PERTENECEN. SI QUIEREN ANONIMATO SOLO EL NOMBRE Y EL PAIS, Y ALGUNA DIRECCION DE CORREO PARA PODER CONTACTAR.
ATTE.
GUILLERMO SCHEFER.VICEPRESIDENTE DE LA FEDERACION LATINOAMERICANA.
MARCOS PAZ, BUENOS AIRES, ARGENTINA.
willyschefer@hotmail.com

viernes, 15 de noviembre de 2013

NOTA SOBRE CELIBATO. PERIODICO ARGENTINO.


Viernes

EL LÍO DEL CELIBATO

Por: Jorge Otermin
DIARIO AMBITO FINANCIERO. BUENOIS AIRES. ARGENTINA.
No bien fue designado secretario del Estado del Vaticano, monseñor Pietro Parolin, quien estaba a cargo de la nunciatura en Venezuela, declaró en una entrevista que el celibato en la Iglesia Católica no es un dogma y se puede discutir, pensando en algunas modificaciones. En sintonía con el discurso del papa Francisco, Parolinhizo lío con sus declaraciones antes de convertirse en el sucesor del polémico Tarcisio Bertone, quien dejó su cargo luego de siete años de servicio (toda la era Ratzinger) como primer ministro de la Santa Sede.

El celibato es un estado que la Iglesia impone a sus sacerdotes y obispos desde hace siglos, más precisamente luego del concilio de Trento (1545-1563), y cuyo único documento que lo refrenda es el canon 277 del Código de Derecho Canónico, que establece que los clérigos están obligados a observar una continencia perfecta y perpetua por el Reino de los Cielos y, por tanto, quedan sujetos al celibato, que es un don peculiar de Dios mediante el cual los ministros sagrados pueden unirse más fácilmente a Cristo con un corazón entero y dedicarse con mayor libertad al servicio de Dios y de los hombres.

Si bien ha sido tradicionalmente aceptado como un don divino, existe una estadística que muestra que esa sumisión a veces no es tan incondicional. Según las últimas estimaciones de Fides, la agencia de información de Obras Misionales Pontificias, hay 412.236 sacerdotes ordenados en todo el mundo. De ellos, de acuerdo con la Confederación Internacional de Sacerdotes Católicos Casados, 159.000 están en pareja, una cifra sorprendente. Más allá de la rigurosidad del corte estadístico, la mayoría de los sacerdotes en pareja, claro está, no ejerce el ministerio.

Es una cuestión de una relevancia enorme para la marcha de la Iglesia, que durante los papados de Juan Pablo II y Benedicto XVI fue un tabú. El papa polaco llegó a decir al respecto: 'Yo sé que tendrá que llegar, pero espero que no sea durante mi pontificado', recordó a Viernes, desde Cádiz, España, Juan Cejudo Caldelas, exsacerdote y miembro del MOCEOP (Movimiento Pro Celibato Opcional).

Este Papa está teniendo unos gestos muy valientes para ir debatiendo en la Iglesia ciertas cuestiones que parecían cerradas a cal y canto para siempre. Ahora habla ¡nada menos que el secretario de Estado!, de la opcionalidad del celibato y de la necesidad de mayor democracia en la Iglesia. Esperemos que las palabras se conviertan en hechos, se entusiasmó Cejudo, en contraste con la alarma que encienden algunos gestos de Francisco en el sector más tradicionalista de la Iglesia.

El prestigioso teólogo Hans Küng fue suspendido en el dictado de clases en la universidad alemana de Turingia en 1979 por su postura crítica ante el Vaticano. Histórico rival intelectual y político de Joseph Ratzinger, brindó una de sus últimas disonancias al expresar que quiere recurrir a la eutanasia debido a su progresivo mal de Parkinson.

Küng apunta de lleno contra el celibato: Los sacerdotes apartados de su ministerio por razón de su matrimonio suman decenas de miles. Muchos jóvenes aptos renuncian al sacerdocio a causa de la ley de celibato. Un celibato libremente elegido por los sacerdotes seguirá teniendo su lugar en la Iglesia Católica, pero una soltería prescripta por el Derecho Canónico contradice la libertad que otorga el Nuevo Testamento, la tradición eclesiástica ecuménica del primer milenio y los derechos humanos modernos. La derogación del celibato obligatorio sería eficaz contra la catastrófica carencia de sacerdotes perceptible en todas partes. Si se mantiene el celibato obligatorio, tampoco puede pensarse en la deseable ordenación de las mujeres.

Küng fue en su juventud perito del Concilio Vaticano II, junto a Ratzinger, quien, curiosamente, había firmado en 1970 un documento enviado a la Conferencia Episcopal Alemana en el que cuestionaba seriamente el celibato: Nuestras reflexiones apuntan a la necesidad de una urgente revisión y un tratamiento diferenciado para la Iglesia alemana y universal. Ese documento también contó con la firma de Walter Kasper, actual cardenal alemán y miembro de la curia romana.



ORÍGENES

En los comienzos del cristianismo, el sacerdocio estaba ejercido por hombres casados. El apóstol Pedro (junto a quien Jesucristo funda su Iglesia) solicita la cura de la enfermedad de su suegra, tal como lo relata el evangelio de Marcos I, 29-39. La eucaristía, eje litúrgico de la fe cristiana, estaba ejercida por varones y mujeres, solteros o casados, costumbre que progresivamente comenzó a recaer sobre ministros profesionales dentro de una estructura socioadministrativa en la que sólo los iniciados estaban facultados para la consagración del sacramento.

Fue en el concilio regional de Elvira (Granada, España), en el año 305, cuando se empezó a discutir si el celibato debía ser impuesto sobre el clero, por lo que se comenzó a exigir a los sacerdotes casados que abandonaran a sus esposas. Sin embargo, el concilio de Nicea, que sí fue general para toda la Iglesia, en 325, no consideró esta propuesta.

De allí nació un largo camino que derivaría en la instalación de una práctica que casi se hizo religión. El propio San Agustín, el pensador más influyente del primer milenio cristiano, llegó a escribir que nada tan poderoso para envilecer el espíritu de un hombre que las caricias de una mujer.

Luego de los edictos disciplinarios salidos de los tres concilios de Letrán, el de Trento terminó de imponer la medida disciplinar no dogmática. Ya en la modernidad, el papa Pablo VI lo refrendó con el magisterio de la encíclica Sacerdotalis Coelibatus, de 1967.

Pese a lo que sugiere este bagaje, los comentarios de Parolin suenan técnicamente correctos. Fueron pronunciados a modo de ejemplo para distinguir entre un dogma y una práctica de la Iglesia que no es dogmática. Un dogma es lo que se ha declarado como infalible, por ejemplo, que para la Iglesia, Jesucristo es Dios. En ese sentido, el celibato no es un dogma declarado. El estatuto doctrinal de esta práctica es complicado y está todavía en estudio, señaló a este suplemento el padre Manuel de Elía, profesor de Teología de la Universidad Austral, reconocida casa de estudios vinculada al Opus Dei.

De Elía recordó que al hablar de la Iglesia Católica, no debe olvidarse que ya existen sacerdotes casados: en las iglesias de rito oriental y en el reciente ordinariato anglicano creado por Benedicto XVI, en el que se permite ordenar sacerdotes católicos a clérigos anglicanos casados conversos al catolicismo. Se refiere a la constitución apostólica Anglicanorum coetibus decretada en 2009 para la aceptación entre veinte y treinta obispos anglicanos que solicitaron su ingreso a la Iglesia Católica. Esa constitución permitió a los pastores anglicanos casados pasar a ser presbíteros.

Esta excepción ya se había permitido en 1994, tras la primera ordenación de mujeres en la Iglesia Anglicana, cuando varios clérigos pidieron su adhesión a la Iglesia Católica, conservando su estado clerical.

Pero Parolin no fue el primero en abrir el juego en las altas esferas de la Iglesia Católica. En 2006, el cardenal brasileño Claudio Hummes, amigo personal de Jorge Bergoglio, dijo en una entrevista que el tema del celibato podía discutirse en el ámbito del derecho canónico, quitándole el aura de dogma de fe. De esas declaraciones se desprendieron toda clase de especulaciones acerca de un posible cambio. Hummes, como recién designado titular de la Oficina del Vaticano para el Sacerdocio, tuvo que salir al cruce con una extensa declaración que reafirmaba el celibato.

El mismo Bergoglio, antes de ser ungido papa, fue citado en el libro Sobre el Cielo y la Tierra, una semblanza del diálogo interreligioso mantenido con el rabino Abraham Skorka: Por el momento estoy a favor de que se mantenga el celibato, con los pros y los contras que tiene, porque son diez siglos de buenas experiencias más que fallas, al tiempo que en otro párrafo señalaba que es una cuestión de disciplina, no de fe. Se puede cambiar.

En la Iglesia se vive con alegría el celibato. Si nos pusiéramos a analizar qué se ganaría y qué se perdería con su abandono, en el balance veríamos demasiadas pérdidas. La gente reclama santidad y entrega en sus sacerdotes, dijo a Viernes el sacerdote y blogger Eduardo María Volpacchio, doctor en Teología por la Pontificia Università della Santa Croce, con sede en Roma y también del Opus Dei. En el mundo lo viven más de 400 mil sacerdotes (y más de cien mil seminaristas que se dirigen al sacerdocio), más de 700 mil religiosas y muchos fieles laicos. Estamos hablando de una forma de vida que realizan libremente más de un millón de personas. Y les va bien: la revista Forbes en noviembre de 2011 publicó un estudio de la Universidad de Chicago sobre las profesiones más felices del mundo: el sacerdocio era la primera de la lista, recordó.

En ese sentido, el exsacerdote Daniel Bouza ha vivido también el celibato como un don, pero está a favor de nuevos vientos: La Iglesia no se debe cansar de autoexaminarse y de rever aquellas normas que, con el transcurrir de los siglos, dejan de tener validez y eficacia.

Las conferencias episcopales realizadas tanto en Medellín como en Puebla y el Concilio Vaticano II estimularon la figura del diaconado permanente, una alternativa a la gran demanda de sacerdotes en América Latina sumado a la profunda disminución en las vocaciones. La carta apostólica de Pablo VI, Ministeria Quaedam, le dio vigencia. Un diácono es un laico consagrado que puede estar casado y tener hijos, al que se le permite, dentro del ámbito eclesial, administrar los sacramentos del bautismo y la unción de los enfermos, como también la celebración de la palabra, una suerte de misa, pero sin la consagración de la eucaristía.

Jorge Eduardo Menchaca, diácono permanente del Obispado de Lomas de Zamora, opinó ante este suplemento sobre si la Iglesia estaría preparada para una eventual abolición del celibato: Verdaderamente no lo creo, lo que no implica que lo vea conveniente; han sido muchos siglos de celibato y las estructuras naturalmente se adaptan a las costumbres. Habría que realizar un trabajo parecido a una 'asamblea permanente' por un cierto tiempo para que se puedan escuchar todas las voces que suenan en cuanto al tema. Francisco tiene muy claro que hay otras cuestiones mucho más urgentes que el celibato, pero indudablemente es un tema que ha sido puesto en primer plano constantemente. El trabajo es enormemente grande, ya que habría que reestructurar toda la formación de los futuros sacerdotes y decidir cuestiones operativas que no son menores.



CUESTIÓN DE PESOS

Mucho se sostiene que uno de los desequilibrantes en la decisión de que el celibato se elimine o sea opcional podría ser el costo económico: no es lo mismo el sostenimiento de un sacerdote sólo que con una mujer y niños. Cejudo Caldelas opina que éste es el verdadero problema para que la Iglesia no se atreva a llevarlo a la práctica. La menor disponibilidad de los curas para ir destinados acá o allá con su familia. Creo que los nuevos curas deben vivir de su propio trabajo, como vivían los apóstoles o a expensas de las ayudas de sus propias comunidades. Un modelo que el obispo Fritz Lobinger propone en dos libros muy esclarecedores: 'Equipos de ministros ordenados' y 'El altar vacío'.

Para Bouza, la salida también es similar. De hecho cuenta sus propias experiencias vividas cuando fue asignado tanto en Filipinas como en México. El tema económico no puede ser impedimento a la hora de hablar de sacerdocio. Obvio que una persona sola no es lo mismo que el vivir junto a una familia. En México, la mayoría de los curas del clero vive con su madre, hermanos, sobrinos, etcétera, sin ningún problema. Es algo común. Cada uno en lo suyo, obvio. Pero viven en la casa del cura.

Existe la idea de que el celibato se instauró en el medioevo para preservar los patrimonios eclesiásticos. Es un tema que tiene una cierta divulgación, pero es muy poco defendible históricamente y está muy poco documentado, manifiesta De Elía. Muchas veces se suele comentar sobre el tema económico, porque de hecho en las tradiciones orientales los conflictos que surgen del mantenimiento familiar son una realidad. Surgen, efectivamente, complicaciones prácticas teniendo en cuenta las necesidades pastorales en comunidades con carencias económicas fuertes y el trabajo misionero. De todos modos, no creo que sea el factor determinante.

Agrega Menchaca, diácono de Lomas de Zamora, que una opción viable podría ser que, en una reorganización de la actividad de la mayoría de los sacerdotes, no se dediquen de manera exclusiva a la parroquia en la que desarrollen su ministerio sino que tengan un trabajo fuera del apostolado, recordando la experiencia de los curas obreros. La otra es el compromiso real de las comunidades locales que verdaderamente tomen a su cargo al sacerdote junto a su familia, y sostengan sus necesidades.



HÁBITOS POR FAMILIA

En nuestros días, varios sacerdotes con alta visibilidad se han pronunciado en la Argentina a favor de la abolición del celibato obligatorio, como Luis Farinello, el crítico de Bergoglio Eduardo de la Serna, o el suspendido cordobés Guillermo Mariani, entre varios otros.

Pero, el caso más emblemático fue el del exobispo Jerónimo Podestá, quien abandonó su ministerio eclesial para formar pareja en matrimonio con Clelia Luro, fallecida días atrás. Era una época álgida, con la dictadura de Onganía y un creciente fervor social, político y sindical que también permeaba en la Iglesia. Tomó fuerza entonces el Movimiento de los Sacerdotes por el Tercer Mundo. En ese caldo, Podestá, siendo obispo de Avellaneda, trabajó palmo a palmo con Clelia como secretaria, que ya estaba separada y con seis hijas. Forzado a optar entre Clelia y su cargo sacerdotal -se fueron a vivir juntos en 1967, luego marcharían al exilio amenazados por la Triple A-, Podestá se transformó en un ícono de la campaña a favor del celibato opcional desde la Federación Latinoamericana de Sacerdotes Casados. Tuvo el apoyo de varios dignatarios de la Iglesia, entre ellos Dom Helder Cámara, el obispo rojo de Olida y Recife en Brasil, con quien estrechó una profunda amistad.

Bergoglio también fue amigo de la familia y, siendo arzobispo de Buenos Aires, no bien enterado de la muerte de Jerónimo Podestá en 2000, no dejó de saludar y charlar con la viuda muchos domingos hasta que partió hacia Roma. Ya como papa, Francisco continuó comunicándose con la misma periodicidad, por teléfono, desde el Vaticano.

Clelia le había enviado al Papa su último libro, en formato de manuscrito (no ha sido editado), al que tituló Relatos de viajes. Caminos en la diáspora. Ocho asesores, además de Francisco, recibieron el texto de la mano de Ramona Romero, integrante del Movimiento Helder Cámara.

Allí se da cuenta del trabajo de la pareja que dio origen a los Encuentros Nacionales de Padres Casados, el primero de los cuales fue celebrado en 1984 en un colegio católico de Brasil, bajo la tutela directa de Cámara. Se congregaron entonces 130 parejas con más de 150 hijos.

El trabajo enviado por Luro indica que, en los últimos cinco años se produjeron unas 2.700 interrupciones en el ministerio sacerdotal. El documento señala también que esa realidad había sido tratada en la V Conferencia Episcopal Latinoamericana celebrada en 2007 en Aparecida, Brasil, un encuentro que resultó clave para que Bergoglio, como encargado de la redacción de las conclusiones, ganara un prestigio clave entre sus colegas.

El documento póstumo de Luro finaliza con un análisis sobre las interrupciones del ejercicio pastoral realizado en septiembre último por Guillermo Shefer, vicepresidente de la Federación Latinoamericana para la Renovación de los MInisterios e íntimo amigo de los Podestá. Schefer, también sacerdote casado, sostuvo ante Viernes que las declaraciones de Parolin no son más que lo que el Movimiento Internacional de Sacerdotes Casados venía bregando.

Junto con la organización latinoamericana, existen la International Federation of Married Catholic Priests, la Philippine Federation of Catholic Married Priests, la North Atlantic Federation for a Renewed Catholic Priesthood y la European Federation of Married Catholic Priests, todas federaciones que nuclean a movimientos de curas casados de 26 países.

La Iglesia todavía no está preparada para este cambio, sostiene Schefer. Hay que trabajar fuertemente, porque la estructura de la institución carece de identidad para formar un sacerdote no célibe, para poner en lugares de decisión a varones probos, padres de familia, trabajadores comunes, que estén consagrados y ejerzan oficios pastorales, agrega.

Desde la perspectiva económica, un sacerdote casado no debe implicar mayores costos que un sacerdote célibe, afirma. Podría sustentarse de un trabajo común, vivir en su casa y mantener su propia obra social. En mi caso personal, podría seguir con mis actividades laborales y familiares además de disponer de un tiempo para la pastoral, enriquecida con mi formación psicosocial; no le provoco gastos a la Iglesia y no me tienen que proveer vivienda. En el caso de vivir en alguna propiedad de la Iglesia podría ser en calidad de préstamo.



HECHOS

El Vaticano II reclamó estar atentos a los signos de los tiempos, un eslogan que pareciera querer atender Francisco en sus apenas siete meses de pontificado: su presentación como Obispo de Roma, la decisión de otorgarle colegialidad a la dirección de la Iglesia, su forma despojada de toda pompa y boato, el nombramiento de ocho cardenales para colaborar en la adaptación de las estructuras eclesiales, la voluntad de reformar el IOR (Instituto de Obras para la Religión, el banco vaticano que escandaliza a todos cada cierto tiempo), sus últimos dichos en defensa del rol de la mujer dentro de la Iglesia solicitando una nueva y más profunda teología para la mujer, sus palabras no hostiles a los homosexuales y su voluntad de regresar a los divorciados al seno de la Iglesia.

Y si bien el tema celibato no salió abiertamente de la boca del Papa, sí lo ha impuesto estratégicamente su recientemente asumido secretario de Estado. Sobre este punto, como sobre todos los que entraron en debate a partir de la asunción papal de Bergoglio, hablarán los hechos.

lunes, 11 de noviembre de 2013

CARTA ABIERTA A CLELIA LURO DE PODESTA.

LA MUERTE DE CLELIA.

11 de noviembre de 2013 a la(s) 1:27
Hoy lunes 11 de noviembre hace una semana que partiste a disfrutar tu luna de miel eterna junto a Jerónimo, y eso creo que nos alegra a todos los que te conocimos....!
Pero que querés que te diga Clelia!! no puedo parar de pensar (y si, tambien de llorar con angustia por momentos...) de la huella que dejás en mi vida, en el Movimiento Argentino, en la Federacion Latinoamericana y en la Confederación Internacional de tu legado, de la lucha por una iglesia más auténtica, renovada, del "Pueblo de Dios", como te gustaba decir, del Concilio Vaticano II, de un mundo mas justo, mas equitativo, mas fraterno... Tengo una sensación de orfandad, de gusto incierto y desesperanzado de cómo vamos a seguir caminando los sacerdotes casados junto con nuestras familias...!!!
Dos dias antes de tu partida con Jero, el sabado 2 de noviembre te llamé por última vez, eso que eras vos la que siempre me llamabas y a veces hasta renegabas (por no decir me puteabas) cuando no me encontrabas...y me dijiste dos cosas; una: "tenés que ir a la reunion de Bélgica en el 2014"; y "el 16/11 tenés que estar en la convocatoria de "misionando"  en apoyo a Francisco"... como dándome una órden....
Pero no sólo eso hace unos meses, cuando te planteé si habia pensado alguna vez la posibilidad de llevar día los restos de Jerónimo a la Catedral de Avellaneda me dijiste "no, pero yo quiero estar enterrada a su lado"... y yo te retruqué que se lo pidieras al Papa Francisco, y vos una vez más me remataste diciendo: "eso tendrás que arreglártelas vos y los demás"...
Cuando veía bajar tu féretro a la tumba, me dio la sensación de que tambien muchos proyectos se iban con vos... Que sobre mis espaldas pesan tus palabras, tus luchas, tus proyectos, la sensación que te fuiste cuando estabas casi en la cúspide de ver tus (y nuestras) reinvindicaciones cumplidas plenamente ( y no solo la cuestión del celibato optativo)...
¿¡¡¡como seguimos Clelia?!!!.... ¿Que hacemos ahora que ya no estas?
Pero con todo mi corazón también hoy, a siete días de haberte ido repentinamente te quiero decir:
¡Gracias Clelia por todo lo que me enseñaste!!! porque de pasar a ser poco más que una hereje por enamorarte de un obispo por parte del Papa Pablo VI y llamarte "la innombrable" por el poder Vaticano (por eso escribiste "Mi nombre es CLELIA") pasaste a ser una de las personas a la que el mismísimo Papa Francisco tenía la constancia de llamarte cada quince días por teléfono y disfrutar de su amistad desde hacia muchos años, eso si que es loco, misterioso, y testimonial!!!!
Gracias por tus consejos, tus retos, tus risas, tu cariño por mi esposa Natalia, y tu amor por mis dos hijas Maria Luján y Guillermina ("son amorosas tus hijas" me decías...)
Y finalmente GRACIAS porque vos y Jero nos DIGNIFICARON a los sacerdotes que optamos por formar una familia y nos decías que eso debe ser posible dentro de la iglesia y ante toda la sociedad, que es posible caminar la vida como pareja sacerdotal!!!... contrariamente a lo que la iglesia hace con los que, no abandonamos, sino que sólo interrumpimos públicamente y oficialmente el ministerio sacerdotal....
¿Hasta cuando seguiremos en la clandestinidad? ¿seguiremos siendo parte de la Diocesis de la Diáspora? ¿Tendrá Francisco la valentía y la coherencia de cumplir con todo lo que te dijo acerca de "tus curas" de cara a la renovación eclesial en la que tanto estabas entusiasmada?
Son preguntas que me surgieron desde la contemplación, arrodillado ante tu cuerpo frio y tu semblante en paz cuando te ví reposar por última vez en tu cama.
¡Hasta siempre compañera!
Ah! y saludos a Jerónimo del cual me acongojaba al principio por no haberlo coniocido en vida, pero no hizo falta porque lo conocí a través de tu lucha y tus encuentros....

Tu amigo, Willy.


jueves, 7 de noviembre de 2013

miércoles, 23 de octubre de 2013

Hondo pesar por la muerte del padre Leonardo Belderraindel Estaba al frente del área de catequesis de la capilla Santa Elena del Parque Pereyra. Fue ordenado presbítero en La Plata por el Arzobispo Monseñor Antonio José Plaza el 18 de setiembre de 1979 votar Recomiendo esta nota a otros lectores (46) El fallecimiento del padre Leonardo Augusto Belderraindel, que estaba al frente del área de catequesis de la capilla Santa Elena del Parque Pereyra, provocó un hondo pesar entre los fieles. El padre Belderraindel nació en La Plata el 10 de setiembre de 1955. Fue ordenado presbítero en La Plata por el Arzobispo Monseñor Antonio José Plaza el 18 de setiembre de 1979 y desempeñó durante algunos años su ministerio pastoral en su Arquidiócesis de origen, pasando luego a formar parte del presbiterio de la Diócesis de Avellaneda. El 4 de agosto de 1989 es aceptado por el entonces Obispo de Quilmes, Monseñor Jorge Novak, e incardinado en esa diócesis, pasando a ejercer como Vicario Parroquial de la Parroquia “Santa Isabel de Hungría” de la localidad de Plátanos, partido de Berazategui. El 14 de agosto de 1991 es designado Vicario Parroquial de la Parroquia “El Salvador”, de J. M. Gutiérrez, del mismo partido de Berazategui, con preferente atención pastoral de la Capilla “Santa Elena” del Parque Provincial Pereyra Iraola. Desde 1997 al año 2002 se desempeñó como “Capellán” de las Unidades Penitenciarias ubicadas en el sur del partido de Florencio Varela, tarea que volverá a asumir a partir de junio del año 2005 y que desempeñaba hasta la actualidad. Luego de un período de residencia en la Arquidiócesis de Buenos Aires, en ese momento a cargo del cardenal Jorge Mario Bergoglio, regresa a la Diócesis de Quilmes y el 14 de setiembre de 2005 es designado nuevamente, por el Obispo de entonces Monseñor Luis Teodorico Stöckler como Vicario Parroquial de “El Salvador” de J. M. Gutiérrez, asignándosele la atención pastoral de la ya citada Capilla “Santa Elena” del Parque Pereyra Iraola, lugar desde el cual realizó también tareas de acompañamiento terapéutico y humanitario. Ayer, en horas de la mañana y cuando se disponía a celebrar Misa en la Capilla “Santa Elena”, falleció repentinamente por causa de una afección cardíaca. En horas de la tarde el Obispo de Quilmes, Monseñor Carlos José Tissera, presidió la Misa en dicha Capilla, con la presencia de sus familiares, feligreses y amigos. Sus restos recibieron sepultura en La Plata volver arriba Ir al inicio de la nota

Leer más en http://www.eldia.com.ar/edis/20130930/Hondo-pesar-muerte-padre-Leonardo-Belderraindel-20130930180634.htm
Hondo pesar por la muerte del padre Leonardo Belderraindel Estaba al frente del área de catequesis de la capilla Santa Elena del Parque Pereyra. Fue ordenado presbítero en La Plata por el Arzobispo Monseñor Antonio José Plaza el 18 de setiembre de 1979 votar Recomiendo esta nota a otros lectores (46) El fallecimiento del padre Leonardo Augusto Belderraindel, que estaba al frente del área de catequesis de la capilla Santa Elena del Parque Pereyra, provocó un hondo pesar entre los fieles. El padre Belderraindel nació en La Plata el 10 de setiembre de 1955. Fue ordenado presbítero en La Plata por el Arzobispo Monseñor Antonio José Plaza el 18 de setiembre de 1979 y desempeñó durante algunos años su ministerio pastoral en su Arquidiócesis de origen, pasando luego a formar parte del presbiterio de la Diócesis de Avellaneda. El 4 de agosto de 1989 es aceptado por el entonces Obispo de Quilmes, Monseñor Jorge Novak, e incardinado en esa diócesis, pasando a ejercer como Vicario Parroquial de la Parroquia “Santa Isabel de Hungría” de la localidad de Plátanos, partido de Berazategui. El 14 de agosto de 1991 es designado Vicario Parroquial de la Parroquia “El Salvador”, de J. M. Gutiérrez, del mismo partido de Berazategui, con preferente atención pastoral de la Capilla “Santa Elena” del Parque Provincial Pereyra Iraola. Desde 1997 al año 2002 se desempeñó como “Capellán” de las Unidades Penitenciarias ubicadas en el sur del partido de Florencio Varela, tarea que volverá a asumir a partir de junio del año 2005 y que desempeñaba hasta la actualidad. Luego de un período de residencia en la Arquidiócesis de Buenos Aires, en ese momento a cargo del cardenal Jorge Mario Bergoglio, regresa a la Diócesis de Quilmes y el 14 de setiembre de 2005 es designado nuevamente, por el Obispo de entonces Monseñor Luis Teodorico Stöckler como Vicario Parroquial de “El Salvador” de J. M. Gutiérrez, asignándosele la atención pastoral de la ya citada Capilla “Santa Elena” del Parque Pereyra Iraola, lugar desde el cual realizó también tareas de acompañamiento terapéutico y humanitario. Ayer, en horas de la mañana y cuando se disponía a celebrar Misa en la Capilla “Santa Elena”, falleció repentinamente por causa de una afección cardíaca. En horas de la tarde el Obispo de Quilmes, Monseñor Carlos José Tissera, presidió la Misa en dicha Capilla, con la presencia de sus familiares, feligreses y amigos. Sus restos recibieron sepultura en La Plata volver arriba Ir al inicio de la nota

Leer más en http://www.eldia.com.ar/edis/20130930/Hondo-pesar-muerte-padre-Leonardo-Belderraindel-20130930180634.htm

lunes, 16 de septiembre de 2013

Carta abierta para Gustavo Gutiérrez

Querido Gustavo: Soy  Clelia Luro, la compañera de Jerónimo Podestá ¿recuerdas?  Tú habías viajado a Córdoba a una charla a los curas del Tercer Mundo. Lo habían invitado a Jerónimo por primera vez por medio de Marimachi,  Jerónimo partió muy contento a  Córdoba, era  la 1º vez que los curas del  Tercer Mundo lo invitaban. Pasó que al día siguiente apareció Jerónimo en casa de regreso, le pregunté ¿qué le pasó? y su respuesta sin ocultar su dolor me dijo: “me echaron, Gustavo no quería comenzar si Jerónimo estaba en la sala”
Yo pensé “teólogo de la liberación, ¿qué liberación sostenía? “ ¿La liberación clerical de valores falsos? Y me dio pena por tu persona.
También supe que de la misma forma te comportaste con Leonardo Boff el mejor teólogo que hoy tiene la Iglesia.
El sábado me llamó Francisco y le hice recordar de aquel episodio y me respondió que se acordaba porque yo ya se lo había contado cuando aún era nuestro Cardenal Bergoglio.
Gustavo si la Teología de la Liberación nos lleva a ser jueces de nuestros hermanos habría que hacer la Liberación de esa Teología  ¿qué pasará cuando la Iglesia reforme esa ley que es sólo una ley hecha por hombres y vean la forma de admitir las parejas sacerdotales o el celibato optativo? ¿entonces cambiarías de opinión?
Leonardo Boff no dejó su lucha ni se fue de la Iglesia, lo sacaron en un juicio injusto de la Institución, para la Iglesia Pueblo de Dios como      Vaticano II no lo condenó, tampoco a Jerónimo que siempre se sintió Obispo de la Iglesia y como Pablo eligió a los Gentiles, todos aquellos que sufrían persecución del clericalismo los compensó a todos aquellos sancionados por una ley que no respetaba la primacía y el respeto a la conciencia como sancionó el Vaticano II.
 Si Dios quiere hoy con Francisco que está rescatando la Iglesia Pueblo de Dios, las sanciones terminarán, pertenecen al pasado y a los espíritus clericales que irán desapareciendo para llegar a ser “Uno para que el mundo crea!



 Clelia 

jueves, 1 de agosto de 2013

MISA EN LO DE CLELIA A 93 AÑOS DEL NATALICIO DE JERONIMO.


Estimados: De parte de Clelia les quiero compartir lo siguiente:

El DOMINGO 4 DE AGOSTO a las 16:30 HACEMOS MEMORIA SOBRE LA VIDA DEL PADRE OBISPO JERONIMO PODESTA a 93 años de su natalicio.
Eucaristia y festejo en Av. Gaona 1.367 e/Repetto y Rodriguez, CABALLITO, Ciudad de Buenos Aires. ARGENTINA, junto a Clelia Luro de Podestá, los familiares, amigos y los que integramos la Federacion que fundó Jerónimo.

Traer algo para compartir.
Saludos fraternales.

Natalia Bertoldi y Guillermo  Schefer.
VICE PRESIDENTES POR LA FEDERACION LATINOAMERICANA PARA LA RENOVACION DE LOS MINISTERIOS.

LOS QUE ESTÉN LEJOS Y QUIEREN UNIRSE ESPIRITUALMENTE PODRÍAN ENVIAR UNA NOTA POR ESTE MEDIO PARA SER LEÍDA EN EL MOMENTO DE MEMORIA Y REFLEXIÓN.
 
Frases de Jeronimo:

"Nací el 8 de Agosto de 1920 en Ramos Mejía... El día de San Ciríaco Largo y Esmaragdo Mártires... A lo largo de mi vida mis hermanos consideraron que mi patrono era San Largo por mi estatura y también por mi temperamento pausado, más bien lento y de allí... en el Seminario Mayor de Teología los estudiantes me llamaban el "lungo" o el lunguito..."
 
 
 

martes, 7 de mayo de 2013

La Presidenta recibió a Clelia Luro, viuda del Obispo Jerónimo Podestá


Presidencia - 02 de mayo
En un encuentro en su despacho en la Casa de Gobierno, Cristina Fernández de Kirchner, recibió a Clelia Luro, viuda del Obispo Jerónimo Podestá quien en 1967 renunció al arzobispado por amor. Ambos se enamoraron y decidieron que su unión debía reafirmar sus convicciones sobre la Iglesia.
Clelia Luro estuvo acompañada por Clelia Issamendi y Guillermo Robledo.
Clelia era una mujer separada, de 39 años, y con seis hijas cuando conoció en 1966 al obispo de Avellaneda, monseñor Jerónimo Podestá, de 45 años, quien para muchos estaba llamado a convertirse en cardenal primado. Sus compañeros de promoción habían sido los obispos Eduardo Pironio, Antonio Quarracino, y también de Raúl Primatesta.
Ambos se enamoraron y decidieron que su unión debía reafirmar sus convicciones sobre la Iglesia. Podestá finalmente fue obligado a renunciar.
Esta noche, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner la recibió en su despacho en Casa de Gobierno.

lunes, 8 de abril de 2013



FEDERACION LATINOAMERICANA DE SACERDOTES CASADOS, 31 de Marzo de 2.013

CARTA DIRIGIDA AL OBISPO DE ROMA Y SUMO PONTIFICE
PAPA FRANCISCO
 
Estimado Padre Francisco:

Nosotros, Sacerdotes Católicos Casados y/o Secularizados, juntamente con nuestras esposas, pertenecientes al continente Latinoamericano, nos dirigimos a Usted puesto por el Espíritu para conducir a la Iglesia de Jesús, al Pueblo Santo de Dios.
Ante todo queremos saludarlo y acercarnos afectuosamente para felicitarlo por haber sido elegido por el Colegio de Cardenales como Obispo de Roma, para presidir en la caridad a todo el Pueblo de Dios y desearle un ministerio petrino muy fecundo.
Como protagonistas de nuestra historia y testigos de la Fe en América Latina, tenemos una gran esperanza de renovación  para nuestra Iglesia de la cual somos parte mediante el Sacramento del Bautismo; pero con la conciencia de que un día también fuimos ungidos con el Sacramento del Orden Sagrado, vivenciándolo desde una vida sencilla, en pareja o no, formando una familia o en soledad, asumiendo en muchos casos la paternidad biológica, comprometidos con nuestra Fe desde diversos campos de la vida secular.
Sabemos que los gestos que Ud. está realizando son signos de una Iglesia que necesita cambiar dando respuestas a los momentos históricos que se suceden y para seguir dando razón de nuestra esperanza.
Seguramente estos cambios que Ud. viene a proponer a los bautizados y a todo el mundo no van a ser una tarea fácil y que ante todo requerirá del compromiso de todos y de los tiempos necesarios para que los mismos puedan ser concretados.
Es por eso que también queremos manifestarle que la Federación Latinoamericana es un Movimiento Profético que aspira desde sus inicios a proponer cambios en las estructuras de la vida de la Iglesia Católica.
Este movimiento de carácter Internacional fue creado por uno de sus hermanos obispos ya fallecido; Monseñor Jerónimo Podestá, el cual fue asistido por Ud. cuando era Cardenal en Argentina con amor  fraterno  el último instante de su existencia;
 Dicho gesto siempre será recordado tanto por nuestra Presidenta Honoraria como por todos los que integramos esta Federación por esa actitud pastoral para con un Obispo que estaba suspendido “a divinis” por comprometerse a construir una Iglesia según los lineamientos del Concilio Vaticano II y especialmente por divulgar la Encíclica “Populorum Progessio”.
                 También queremos manifestarle que no estamos en contra del celibato, sino a favor de un celibato optativo que pueda con el tiempo ser modificado como ley del C.I.C.; como también la participación de la mujer desde un lugar de protagonismo y no desde un rol subalternizado en los órganos de decisión de la Iglesia, la renovación de los ministerios pastorales, la vivencia de una comunidad de creyentes con mayor sencillez, sin ostentar títulos honoríficos, sin privilegios económicos y sociales, a la manera de las primeras comunidades cristianas, que fueron proféticas, siendo más fraternas,  más sencillas y más evangélicas.
             Queremos recordar lo expresado en la Declaración Final del VII Encuentro de la FEDERACIÓN LATINOAMERICANA, realizada en Buenos Aires, Argentina del 21 al 24 de septiembre del 2.011 que a continuación transcribimos:
                                                                        “…En estos días en que vivimos más que una época de cambio, un cambio de época cuyo signo son las profundas transformaciones sociopolíticas, culturales, tecnológicas y económicas, que afectan principalmente a las generaciones jóvenes; que estamos en vísperas de la Celebración el 50º (Quincuagésimo) Aniversario de la Apertura del Concilio Ecuménico Vaticano II (1962) y que comenzamos apenas a implementar el cumplimiento de lo acordado en la Conferencia de Aparecida:          
1. Nos comprometemos a profundizar una espiritualidad fuerte y radical centrada en la Palabra de Dios, particularmente en los Evangelios, mediante la multiplicación de Encuentros con personas, familias y grupos, donde fortalezcamos nuestra Fe, avivemos nuestra Esperanza e intensifiquemos nuestra Caridad, dejándonos conducir por el Espíritu Santo, presente siempre en la historia personal y colectiva de los creyentes en Jesús,  que está en el mundo y se manifiesta mediante los signos de los tiempos.
2. Renovamos nuestro compromiso de cristianos y de ministros ordenados, de vivir y ejercer nuestra participación en la Misión de Jesús para la realización de su Proyecto; desde una humanidad cimentada en su Evangelio, debidamente contextualizado en la solidaridad, la justicia y la paz, privilegiando la opción preferencial por los más pobres y los oprimidos.
3. Nos proponemos desarrollar una comunicación permanente, respetuosa y fraterna con toda la Comunidad de Creyentes y sus ministros, al tiempo que renovamos nuestra disposición de servirla, para lo cual deseamos promover e intensificar vías de “relaciones de  fraternidad y mutua colaboración” (D.A. Nº 200).
4. Refrendamos nuestra pertenencia a los Organismos Supra Continentales que nos unifican como grupo y convocamos a nuestros pares Latinoamericanos que aún viven aislados, a sumarse a nuestros grupos nacionales y locales.
5. Manifestamos nuestra apertura hacia grupos de similares causas y hacia todos los que se sienten identificados con nuestros objetivos, para sumar esfuerzos en pro del bien común, con un auténtico compromiso social y político…”

                Con la confianza de saber que seguimos en la comunión espiritual a través de nuestras oraciones y la de nuestras esposas y familiares que pertenecen a esta Federación nos despedimos solicitándole su Paternal Bendición.
        
 

Clelia Luro de Podestá
(ARGENTINA)
Presidenta Honoraria Vitalicia de la Federación Latinoamericana.


Teresa de la Torre y Lauro Macías Raygoza
(MÉXICO)
Pareja  Presidente de la Federación Latinoamericana.


Natalia Bertoldi y Guillermo Schefer
(ARGENTINA)
Pareja Vicepresidente de la Federación Latinoamericana.


Oscar Varela
(CHILE)
Secretario de la Federación Latinoamericana.

domingo, 17 de marzo de 2013

FRANCISCO, EL NUEVO PAPA.



"Francisco viene de América Latina: lugar del mundo, quizás el único hoy, en donde se intentan proyectos diferentes a los del neoliberalismo. Un continente que fue y es para la Iglesia y para los católicos fuente de esperanza; que ha dado mártires, profetas, comunidades de base, documentos inspiradores. Toca a los grupos y comunidades con vocación de compromiso por los más pobres en esta región preguntarnos, en los próximos meses, qué significa la investidura de Jorge Bergoglio como Francisco para el conjunto del pueblo de Dios en una etapa de fuerte crisis institucional para la Iglesia Católica, al mismo tiempo que el capitalismo mundial hace estragos en los países centrales.
El hasta hace poco cardenal Bergoglio ­­­-como todo el resto del episcopado argentino- tiene pendiente, le debe a su pueblo, un pronunciamiento claro y valiente en torno a la connivencia de las cúpulas eclesiales con la última dictadura militar en Argentina. El papado de Francisco no debería ser motivo para olvidar este nunca más que la jerarquía eclesial debe al conjunto de la sociedad. Es una oportunidad para mostrarle al mundo valentía, humildad y entrega por la vida.

Los gestos que el pueblo de Dios necesita no se agotan en el ceremonial y la vestimenta, en la bienvenida austeridad individual o en el modo afectuoso con los fieles. Los gestos que los católicos del mundo necesitan y que el Evangelio valora no son sólo actitudes en las ceremonias. Son palabra y acción en la calle, en la plaza, con los excluidos y los marginados, con quienes no son recibidos en los templos. Con los perseguidos. Con los que fueron injustamente condenados y torturados.

Queremos mantener viva la memoria de nuestro amigo y compañero Orlando Yorio. Sacerdote jesuita que formó parte del grupo fundador del Centro Nueva Tierra y que denunció públicamente la vinculación de Jorge Bergoglio, su superior en aquellos tiempos, con su secuestro por parte de la dictadura militar. De esto sabemos por el testimonio personal y público de Orlando. El conocimiento de esos hechos y la memoria de Orlando Yorio nos exigen no callar. No prejuzgamos con esto el papado de Francisco. Esperamos de él que sea signo de comunión y paz entre los hombres y los pueblos, y un camino de conversión en toda la Iglesia. Por eso creemos con firmeza que el dolor de muchos y muchas espera y merece una palabra de verdad y justicia, único camino verdadero a la reconciliación.

Mantenemos la esperanza y la acción. Invitamos a todos y todas los/as católicos/as y cristianos/as que se reconocen en una opción por la justicia y por la vida, por la democracia y por la paz, a seguir trabajando por una sociedad y un mundo más justo, una Iglesia abierta al pueblo y comprometida con la verdad. Una Iglesia que dialogue y en ese diálogo sostenga con responsabilidad y coraje los sueños, los intereses reales y la vida de todos, especialmente de los pobres de la Tierra.

Quienes tienen la responsabilidad y el servicio de la jerarquía deben ser los primeros, los más valientes, los que menos dudas dejen. Es una oportunidad. La Iglesia, el pueblo de Dios, toda la humanidad tiene puestas sus esperanzas y merece verdad, no ocultamiento. Palabras claras, gestos concretos y cambios estructurales. Decisiones valientes.

No perdemos la esperanza, no bajamos los brazos y no callamos. Sabemos que la Iglesia es santa y pecadora. Y que, más allá de las personas, desde el sur del mundo soplan los vientos de esperanza. Con palabras de verdad, el nuevo Papa puede ser fiel a lo que el Evangelio invita, el pueblo espera y la historia exige.

Centro Nueva Tierra
15 de marzo de 2013

viernes, 8 de febrero de 2013

CARTA ABIERTA AL PAPA BENEDICTO XVI de Clelia Luro de Podesta EN REFERENCIA A LAS NUEVAS FACULTADES DE LA CONGREGACIÓN PARA EL CLERO SOBRE LA DIMISIÓN DEL ESTADO CLERICAL



CARTA ABIERTA AL PAPA BENEDICTO XVI   de Clelia Luro de Podesta 

EN REFERENCIA A LAS

 NUEVAS FACULTADES DE LA CONGREGACIÓN PARA EL CLERO SOBRE LA DIMISIÓN DEL ESTADO CLERICAL IV SIMPOSIO DE DERECHO CANÓNICO 27-29 de septiembre de 2011 en las que se  le da al  Cardenal Humes poderes de aplicación de  medidas extraordinarias: 
“…La facultad especial de tratar y de presentar al Santo Padre, para su aprobación en forma específica y decisión, los casos de dimisión del estado clerical in poenam, aneja la relativa dispensa de las obligaciones dimanantes de la ordenación, comprendido el celibato, de los clérigos que hubieran atentado matrimonio aunque sólo sea civilmente y que después de ser amonestados no hubieran cambiado de vida y continuaran en su vida irregular y escandalosa. …”

Escribo la carta abierta motivada por el dolor y el escándalo que nos han causado estas nuevas facultades llenas de sanciones y controles a las vidas privadas que afectan  la libertad de conciencia y los Derechos Humanos de quienes asumen su vida con la Santa Libertad de los Hijos de Dios frente a diferentes opciones y formas de vida del mundo de hoy. Entre  estas facultades se encuentra concretamente la que golpea a los sacerdotes casados que hayan vivido en “concubinato” por más de 5 años.

Carta Abierta

Buenos Aires, 26 de enero de 2013

“Y no llaméis PADRE nuestro a nadie en la tierra;  
porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos…”
Mateo 23:9 

Estimado Benedicto XVI, nuestro hermano mayor,
Soy Clelia Luro de Podestá, la compañera de vida y de lucha de Jerónimo Podestá Obispo.
Helder Cámara Arzobispo de Olinda Recife Brasil, que nos entregó en Roma junto con 2.900 obispos del mundo entero, el Concilio Vaticano II, nos marcó el camino en nuestras vidas, él unió nuestras manos y nos dio su bendición acompañando a Jerónimo en el caminar que Dios le marcaba. 
Por una amenaza a muerte de la triple A tuvimos que partir al exilio.  Nuestro primer destino fue Roma donde Jerónimo quería entrar al Vaticano anunciándoles el baño de sangre que se cernía sobre nuestra Patria, para que la Iglesia como Institución actuara para evitarlo, pero Roma guardó silencio.  En Argentina, los que conducían el Episcopado,  con su silencio cuando no con su bendición, acompañaban el Proceso Dictatorial  mientras unos pocos lucharon y fueron mártires derramando su sangre. 
Después de la Partida de Jerónimo en el año 2000, yo dediqué mis días a entregar nuestra historia en varios libros.  En el año 2011 viajé a Roma a presentar la autobiografía de Jerónimo a través de sus escritos “Jerónimo Obispo, Un Hombre entre los Hombres”, y lo hice llegar a sus manos con una carta. 
Tengo en espera un libro de cartas y otro  de  “relato de viajes” que es la historia de cómo nació el Movimiento de Padres Casados. 
Con Jerónimo Obispo hemos caminado el mundo de la mano.  Asì como Pablo eligió irse a caminar con los “gentiles”, con los que sufren persecución por la misma iglesia, por los Derechos Humanos, por ser fieles a sus conciencias o por luchar por la justicia, nosotros  hemos recorrido varios países de Europa desde el primer Congreso Internacional en Ariccia, realizado  a metros de Castel Gandolfo, donde Pablo VI pasaba su descanso en el verano.
Para Jerónimo era su Diócesis la Diáspora, la de todos aquellos que por ser fieles a su conciencia comenzaban a transitar Caminos de Libertad. En ese entonces éramos en el mundo 130.000 sacerdotes casados. Allí llegó la prensa Mundo Visión y muchos medios que nos entrevistaban pero siempre  fueron respetuosos en sus publicaciones, lo mismo que en el Congreso en Ariccia de 1987.  No existía para el Pueblo de Dios escándalo alguno.
Roma mientras tanto callaba, mientras, se iba gestando el Movimiento.  Su política fue el silencio pensando que así moriría, pero no fue así, se fundó la Federación Internacional que reunió varios países de Europa.
Los años pasaban y el Movimiento crecía y después de recorrer otros países de Europa con Jerónimo, comenzamos nuestros viajes por 9 países de Latino América donde siempre encontrábamos pequeños grupos y así se fue formando la Federación Latino Americana.
Brasil siempre fue fuerte y organizado porque gozaban de un Episcopado, la C.N.B.B., que a veces los acompañaban o al menos no los censuraban como en otros países. Algunos, como Dom Pablo Evaristo Arns, Dom Lorscheider, Dom Valdir y otros animando a Jerónimo, dándole también fuerza y alegría.
El pueblo no sufre escándalo, más bien se pregunta  porqué no  se puede  ejercer el ministerio en pareja.
Tantos años han pasado de esta realidad y gracias a nuestras presencias el tema del sacerdote casado entró culturalmente en el mundo de hoy.

Con mucho respeto le escribo estas líneas a mi hermano mayor Benedicto XVI, siento que hemos perdido el rumbo, son muchos los que están llamando la atención a Roma: Jerarquías, sacerdotes en ejercicio, que demuestran que el tiempo esta maduro, es un Signo de los Tiempos.  Habría que preguntarse ¿porqué se escandalizan los que se escandalizan y quiénes son?
Los sacerdotes que han optado por vivir en libertad y sobre los que ya no pesa en su conciencia la ley del celibato, comprometen su vida siendo fieles a su vocación primigenia, y, unidos a una mujer recibiendo el sacramento del matrimonio, muchas veces bendecido por hijos,  en el mundo de hoy son un ejemplo de parejas unidas en una vocación cristiana de ayudar a parir la historia, integrándose en la vida socio-cultural y política de su  pueblo.
Escándalos son los que nuestra querida Iglesia nos da a través de la prensa con historias de pedofilia,   de sacerdotes que por una ley viven un amor clandestino para dolor de la mujer y que no son libres de reconocer a sus hijos.  Escándalos son los problemas económicos del Vaticano que aparecen cada tanto en la prensa.  Le aseguro que hoy no son los sacerdotes casados los que dan escándalo. 
He querido llegar a sus manos porque recibí por email las NUEVAS FACULTADES DE LA CONGREGACIÓN PARA EL CLERO SOBRE LA DIMISIÓN DEL ESTADO CLERICAL IV SIMPOSIO DE DERECHO CANÓNICO 27-29 de septiembre de 2011  concedidas por el Papa a esa Congregación.  Esa carta, sin espíritu evangélico sino con un  idioma de Derecho Canónico, es escandalosa, podría  ser de la Edad Media. Controles y sanciones a miles de sacerdotes del mundo entero que como se menciona muchas veces en La Carta “son escandalosas” .
“Los príncipes de las Naciones las dominan con imperio, mas no habrá de ser así entre vosotros, sino que el que manda será servidor de todos…”
Espero que no lo enojen mis palabras pero son dichas con Fe y de buena Fe.
Debemos volver al Vaticano II donde se dice que la Iglesia era el Pueblo de Dios en marcha, donde se nos habla de la primacía de la conciencia, donde se nos habla de una Iglesia Colegiada no dividida. Para eso Jesús, que fue laico y llegó a ser sacerdote, cuando murió en la cruz nos dejó su mensaje: “Que todos sean uno para que el mundo crea” (Juan 17:21 frase que eligió Jerónimo como su lema de obispo).
¿Es tan difícil unirnos cuando hay un solo mensaje, el de Amor, de Justicia y de Paz? ¿O será éste el momento necesario en el que todo el "PUEBLO DE DIOS EN MARCHA”  convoque a un nuevo Concilio Vaticano Ecuménico?
Dios nos está dejando tocar fondo para que despertemos y comencemos a construir en pos de la Plenitud Humana,  sin temor y con Esperanza, esa Esperanza que no falta en  los Profetas siendo éstos fieles a la Luz.

Clelia Luro de Podestá


Clelia Luro de Podestá: viuda de Monseñor Jerónimo Podestá
Presidenta Honoraria de la Federación Latinoamericana de Sacerdotes Casados
Presidenta del Movimiento Helder Cámara